EFEMadrid

El Centro Nacional de Microbiología (CNM) del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) dirigirá un proyecto europeo diseñado para vigilar el virus del SARS-CoV-2 a través de la secuenciación de su genoma y del análisis de las nuevas variantes.

El proyecto, que durará un año y está dotado con 5 millones de euros, forma parte de la iniciativa HERA y el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC), y permitirá reforzar estas labores de secuenciación y análisis de variantes.

Precisamente hoy las ministras de Ciencia e Innovación, Diana Morant, y de Sanidad, Carolina Darias, han visitado las instalaciones del Centro Nacional de Microbiología, el centro que vigila, investiga y realiza la secuenciación genómica de los microorganismos responsables de distintas enfermedades infecciosas.

En declaraciones a los medios después de visitar el centro y reunirse con sus responsables, la titular de Sanidad ha subrayado la importancia de la secuenciación para conocer mejor a todos los virus y las variantes genómicas que se van sucediendo y ha valorado que España sea un referente mundial en esta material.

Asimismo, Darias ha incidido en el importante paso que da el país en ese campo gracias al nuevo proyecto que facilitará nueva información sobre el virus y sobre cómo hay que actuar contra él y ha recordado que fue en este centro de microbiología donde se confirmó el primer caso de covid-19 en España -el 31 de enero del 2020 de una persona procedente de La Gomera-.

"La sanidad no se entiende sin la ciencia", ha subrayado la ministra de Sanidad.

Por su parte, la titular de Ciencia e Innovación ha explicado que el CNM presta un servicio "esencial" al sistema nacional de salud y a todas las comunidades autónomas y ha valorado la amplia experiencia que acumula en materia de enfermedades infecciosas.

Morant ha recordado que en este centro se validan todas las pruebas de detección del virus y se presta asesoramiento científico a numerosos centros de investigación.

Finalmente, ha precisado que el centro es clave para obtener información diaria sobre la evolución del virus y ha valorado, en ese sentido, que el nuevo proyecto va a contribuir a mejorar la secuenciación genómica gracias a la nueva instrumentación con que se va a dotar.

Al inicio de la pandemia, el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad activó creó una red de laboratorios (RELECOV) encargados de llevar a cabo las secuenciaciones, un marco de colaboración que además de ayudar a responder a la pandemia, ha sido importante para conseguir el proyecto europeo.

La labor del CNM y la RELECOV está siendo clave en esta pandemia para identificar la diseminación geográfica de las variantes a nivel global y detectar las nuevas variantes y su llegada a los diferentes territorios.

La RELECOV se compone de al menos un laboratorio por comunidad autónoma, seis disponen de más de uno y además hay laboratorios asociados que trabajan en las redes autonómicas bajo la coordinación de los responsables autonómicos de Salud Pública, que se encargan de introducir los datos de las variantes en el sistema de declaración epidemiológica SiViEs, coordinado por el Centro Nacional de Epidemiología del ISCIII y el Ministerio de Sanidad.

Este mecanismo asegura información epidemiológica completa a nivel nacional basada en los datos de vigilancia epidemiológica y microbiológica.

Junto a la RELECOV y a la concesión del proyecto europeo, el impulso a la secuenciación genómica en España se reforzará también con la apertura de una nueva área en el CIBER dedicada a las Enfermedades Infecciosas, que previsiblemente albergará grupos de investigación implicados en la citada transformación de la microbiología molecular basada en la secuenciación genómica.