EFEValencia

Felipe VI ha afirmado que en estos tiempos tan complejos son necesarios nuevos planteamientos que contribuyan a proponer soluciones y favorecer una visión prospectiva y creativa, y para ello la innovación y el diseño deben potenciarse para que puedan impregnar todos los ámbitos posibles en España.

Esa capacidad de prospección es necesaria para poder abordar "con mayor eficacia y brillantez las enormes y crecientes exigencias" que plantea el entorno actual y que condicionarán el futuro, entre ellas las consecuencias de la guerra en Ucrania, ha manifestado el rey en Valencia durante la entrega de los Premios Nacionales de Innovación y Diseño 2021 que concede el Ministerio de Ciencia e Innovación.

El monarca ha dedicado parte de su intervención a lamentar "la tragedia y el horror" que sufre el pueblo ucraniano y por la que todos vivimos, ha dicho, "conmovidos e indignados", y ha citado la paz, la estabilidad y la garantía de seguridad como valores básicos para el desarrollo de las naciones, para progresar y mejorar, procurando corregir las causas profundas que siembran el odio y la discordia.

En la clausura del acto, tras aludir a la lluvia necesaria en tiempo de sequía que caía sobre Valencia, ha destacado el ingenio humano que se evidencia de manera constructiva y positiva y que puede materializarse en un objeto físico, en un producto tangible y material, y también en un servicio aproximando las tecnologías a los usuarios, prestando atención a la diversidad.

Es esa diversidad de enfoques, culturas y experiencias la que da como resultado una colaboración productiva que, cuando se combina con el talento y el conocimiento, genera ejemplos como las personas y entidades que han sido reconocidas con los premios entregados este lunes.

En su 29 edición, los reconocimientos más importantes de España en los ámbitos de la innovación y del diseño han correspondido al doctor Eduardo Anitua, los diseñadores Jaime Hayon y Danny Saltaren, y las empresas Cosentino, CerTest Biotec y Expormim, a los que se suma una mención especial para Ramón Úbeda.

Los premios tienen un carácter estrictamente honorífico, salvo el de Innovación modalidad Pequeña y Mediana Empresa, con una dotación de 30.000 euros, la misma que el de Diseño para Profesionales, y el de Jóvenes Diseñadores, con 15.000 euros.

Al acto en el Palacio de Congresos de Valencia, ciudad Capital Mundial del Diseño 2022, han asistido la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant; el president de la Generalitat, Ximo Puig; la delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Gloria Calero; y el alcalde de Valencia, Joan Ribó.

La ministra ha afirmado que redefinir la forma de producir y consumir en tiempos de desafíos como la pandemia y la amenaza del cambio climático debe impulsar en la agenda del cambio "para una sociedad más justa y sostenible".

Este año, ha señalado, el Ministerio dobla el presupuesto y aborda la reforma legal para el personal investigador, para que España "pueda desarrollar y fabricar las soluciones innovadoras" para ser un país más autónomo, digital y verde, que cree más y mejores oportunidades.

Para el doctor Eduardo Anitua, se deben aprender las lecciones de la pandemia para poder tener una respuesta más rápida y más global pues "'no controlamos' los virus y bacterias". señala, y hay que enfrentarse a ellos en las mejores condiciones.

En un diálogo con el diseñador Danny Saltaren, ha defendido que cada uno es responsable de su salud y no se puede transmitir "todo" al sector sanitario sino que cada uno debe ser responsable "apagando los cigarrillos y los malos hábitos".

También ha apostado por una mejor relación médico-enfermo y por la humanización en un mundo en que todos se pueden convertir en esclavos de la digitalización.

Saltaren ha hecho referencia asimismo al diseño para mejorar la accesibilidad del espacio para personas mayores o con dificultad de movimiento, y ha afirmado que la formación es un reto en una profesión tan joven como la de diseñador.