EFEMadrid

España se descuelga de Europa en materia de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), pese al ligero aumento de la inversión de los últimos años, y esa brecha coincide además con el despegue de la inversión en los países asiáticos más pujantes, con China a la cabeza.

La inversión en I+D+i en España ascendió a 14.052 millones en el año 2017 -último ejercicio del que se tienen datos cerrados-, lo que supone un 6 por ciento de subida con respecto al ejercicio anterior, que crece por tercer año consecutivo; son ligeros avances, pero no suficientes para recuperar la posición previa a la crisis, algo que sí han hecho ya la mayoría de los países europeos.

Los datos se ponen de relieve en el informe anual de la Fundación Cotec, que se ha presentado hoy en Madrid en un acto al que han asistido la presidenta de esta organización, Cristina Garmendia, la presidenta del Congreso, Maritxell Batet, y la ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño.

"Al tiempo que España pierde peso en Europa, Europa pierde peso frente a China", concluye el informe, que apunta algunas señales positivas.

Entre éstas, que el gasto en I+D+i ganó peso en el conjunto de la estructura productiva española -en el año 2017- por primera vez en siete años y se situó en el 1,20 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), lo que ha sido interpretado como un síntoma de que la recuperación económica ha empezado a trasladarse a la investigación y el desarrollo.

"Ya no estamos en caída libre"

Cristina Garmendia ha subrayado que los datos son mejores que los de años anteriores; "ya no estamos en caída libre, pero el aterrizaje forzoso ha dejado dañadas algunas estructuras y hay que volver a despegar".

Siguiendo la metáfora, la presidenta de Cotec ha observado que los países con los que España debe compararse en esta materia "vuelan ya muy alto y a una velocidad de crucero muy superior".

Entre los datos del informe, aunque ha señalado que hay "poco que celebrar", Garmendia sí ha destacado el importante "e insólito" crecimiento de la inversión del sector privado en I+D+i, que aumentó un 8,2 por ciento en el año 2017 y contribuyó de una manera decisiva al crecimiento.

El objetivo de alcanzar el 2 por ciento de la inversión en I+D+i sobre el PIB en el año 2020 es "imposible de lograr en la práctica", según el informe, que corrobora que ni el sector público ni el privado reducen las diferencias con la UE.

La inversión del sector privado acumuló en 2017 tres años de crecimiento, y a pesar del importante aumento que registró en el año 2017, la apuesta de las empresas europeas por la investigación y el desarrollo duplica a la de las españolas.

La actividad en los centros públicos de investigación y en las universidades contribuyó muy poco a la recuperación de la I+D en 2017, según el estudio de Cotec, que apunta que el aumento de los recursos destinados a este campo en el ámbito público se mantuvo por debajo del crecimiento de la economía.

Desequilibrios "endémicos"

Persisten además los desequilibrios "endémicos" en educación en España, donde la tasa de abandono escolar prematuro es muy elevada (la segunda más alta de la UE) y los niveles de formación están muy polarizados, con muchas personas muy bien formadas y muchas muy poco formadas, pero pocas con niveles intermedios.

La presidenta del Congreso, Maritxell Batet, ha valorado el impulso de la investigación, el desarrollo y la innovación durante la primera década del siglo y la resiliencia que demostró España durante los años más duros de la crisis económica, lo que no ha impedido -ha dicho- que aumente la brecha con respecto a Europa.

Batet ha subrayado que aunque la recuperación económica ya ha llegado, de momento lo ha hecho "de espaldas" a la I+D+i, pero se ha mostrado convencida de que los datos del último informe de Cotec, "los mejores desde que acabó la crisis", suponen un punto de inflexión.

La presidenta del Congreso ha elogiado la iniciativa impulsada por la anterior presidenta de la Cámara, Ana Pastor, de crear una oficina de asesoramiento científico en el Parlamento, y se ha comprometido a ponerla en funcionamiento para enriquecer el trabajo y el debate parlamentario.

En una nota de prensa, Andreu Climent, impulsor de esta iniciativa y uno de los coordinadores de #CienciaenelParlamento, ha valorado las palabras de la presidenta del Congreso.

"Su promesa y buena disposición es un auténtico impulso para seguir poniéndonos a la entera disposición de la nueva Presidencia y Mesa del Congreso y de todos los grupos parlamentarios, y que sigamos avanzando en esta colaboración de la que ciencia, política y, sobre todo los ciudadanos, van a salir especialmente beneficiados".

La presentación del informe de la Fundación Cotec se enmarca en el Festival de la Innovación #Imperdible_04, centrado este año el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible recogidos en la Agenda 2030 de la ONU y que mañana visita el rey Felipe VI. EFE