EFEMadrid

Científicos del Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas (CIB-CSIC) han descrito un nuevo mecanismo molecular que usan las células de leucemia linfoblástica aguda para invadir tejidos y moverse en el organismo.

El hallazgo, liderado por el investigador Javier Redondo Muñoz y publicado en la revista Oncongene, abre una nueva vía para el estudio del núcleo celular y su potencial uso como diana terapéutica frente a la invasión tumoral.

La leucemia linfoblastica aguda es el cáncer infantil de mayor frecuencia en el mundo y, dentro de estas leucemias, las de tipo T suelen tener un peor pronóstico, recuerda el CSIC en una nota.

El estudio, realizado en colaboración con un grupo del Hospital Universitario Niño Jesús, muestra cómo la quimioquina CXCL12, una molécula implicada en la migración de linfocitos y células tumorales, produce unos cambios críticos en el núcleo de estas células de leucemia, que son necesarios para que la metástasis avance en este cáncer.

Los autores del estudio describen el mecanismo por el que la molécula CXCL12 promueve un cambio en el material genético de las células tumorales, que favorece la capacidad invasiva de las mismas.

"También hemos demostrado que el bloqueo de dicho cambio en la cromatina reduce la capacidad invasiva de las células tumorales en modelos animales", señala Redondo.

Además de su papel funcional, el equipo de Redondo profundizó en las consecuencias genéticas y biomecánicas que la quimioquina CXCL12 promueve en este tipo de células de leucemia, utilizando protocolos de secuenciación masiva y técnicas de biofísica optimizadas que permiten analizar la capacidad de los núcleos de células de leucemia de deformarse y responder ante estímulos mecánicos.

La investigación ha sido financiada por el Ministerio de Ciencia e Innovación, la Fundación BBVA, Gilead Bioscience y la Asociación Española Contra el Cáncer.