EFEGinebra

El coronavirus SARS-CoV-2 causante de la covid-19 tiene cientos de variantes, aunque una de las más presentes actualmente en la segunda oleada que vive Europa se dio primero en España, sugiere un estudio de científicos españoles y suizos.

Si bien no hay pruebas de que esta nueva variante sea más peligrosa, su propagación puede dar una idea de la eficacia de las políticas de viaje adoptadas por los países europeos durante el verano, según los responsables de este trabajo publicado en el repositorio de artículos medRxiv, en el que los textos aún no han sido sometidos a revisión por parte de otros investigadores.

Análisis realizados por la Universidad de Basilea, la Escuela Politécnica Federal de Zúrich y el consorcio español SeqCovid-Spain, liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), concluyen que la nueva variante se expandió por Europa y otras regiones en los últimos meses desde España.

Relajación en verano

La relajación de las restricciones de viaje en verano, y el hecho de que España sea un importante destino turístico, facilitaron la expansión de esta variante del genoma del virus, señaló un comunicado de la Universidad de Basilea.

Los investigadores han bautizado esta mutación como "20A.EU1", y los análisis señalan su presencia en un 80 por ciento de las muestras analizadas desde España, un 90 por ciento de las del Reino Unido y un 30-40 por ciento de las suizas.

Esto hace que esta variante sea actualmente una de las más prevalentes en Europa; también se ha identificado en Francia, Bélgica, Alemania, Italia, Letonia, Noruega y Suecia.

Los investigadores afirmaron que su aparición en España, durante los meses estivales, estaría ligada a un "evento superpropagador ligado a los trabajadores agrícolas en el noreste español", y tras ello se extendió por toda España y una docena de países europeos, llegando a registrarse casos relacionados hasta en Hong Kong o Nueva Zelanda.

No es más peligrosa

Nada indica, matizaron, que esta variante del coronavirus sea más peligrosa que otras, tenga un distinto comportamiento, o que sea la única prevalente en la segunda oleada europea, donde otras mutaciones han sido identificadas.

"Es importante señalar que actualmente no hay pruebas de que la propagación de la nueva variante se deba a una mutación que aumente la transmisión o que afecte al resultado clínico", subraya Emma Hodcroft, de la Universidad de Basilea y autora principal del estudio.

Por tanto, aunque el aumento de la prevalencia de 20A.EU1 se corresponde con el creciente número de casos observados en muchos países europeos este otoño, los autores del estudio advierten de que no hay que interpretar la nueva variante como una causa del aumento de los casos.

"No es la única variante que ha circulado en las últimas semanas y meses", recalca por su parte Richard Neher, también de la Universidad de Basilea.

Éxito de la propagación

Los investigadores creen que la expansión de la variante se facilitó al aflojar las restricciones de viaje y las medidas de distanciamiento social en verano, aunque actualmente -insisten- no está claro si esta variante se está propagando debido a una ventaja de transmisión del virus o si la alta incidencia en España seguida de la difusión a través de los turistas es suficiente para explicar el rápido aumento en múltiples países.

En cualquier caso, apunta la nota de la Universidad de Basilea, el número relativamente alto de casos y la popularidad de España como destino de vacaciones pueden haber permitido múltiples oportunidades de introducción, algunas de las cuales pueden haberse convertido en brotes más grandes por medio de comportamientos de riesgo después de regresar a casa.

"Los cierres de fronteras a largo plazo y las severas restricciones de viaje no son factibles ni deseables", opina Hodcroft, "pero a partir de la propagación del 20A.EU1 parece claro que las medidas establecidas a menudo no fueron suficientes para detener la transmisión de las variantes introducidas este verano". EFEfuturo