EFEBruselas

El Consejo Europeo de Investigación (CEI) anunció este jueves al investigador número 10.000 a quien se le concede una subvención, que fue a parar a manos de la profesora Inga Berre, de la Universidad de Bergen (Noruega), por su proyecto sobre energía geotérmica, que allanará el camino hacia “una energía limpia y sostenible para las futuras generaciones".

La profesora Berre desarrollará modelos matemáticos y numéricos pioneros para el desarrollo y la producción de recursos geotérmicos de alta temperatura, un proceso complejo “pero importante”, aseguró tras ser premiada, para “ampliar de forma sostenible y segura el uso de la energía geotérmica”.

“Nuestra investigación puede contribuir a un futuro con bajas emisiones de carbono”, afirmó la matemática al conocer que se le había concedido la subvención de consolidación, por la que el CEI concede hasta 2 millones de euros por un periodo de 5 años.

La comisaria europea de Innovación, Investigación, Cultura, Educación y Juventud, Mariya Gabriel, fue la encargada de anunciar a la premiada y señaló que la investigación de Berre ayudará a “avanzar en el camino de la energía limpia y sostenible para las generaciones futuras”.

Una investigación que va en línea con el Pacto Verde europeo, cuya meta es asegurar la neutralidad de la UE desde el punto de vista climático para el año 2050.

Gabriel destacó además que es necesario que los jóvenes “con la máxima aptitud para la ciencia” encuentren “condiciones atractivas, espacio y recursos” para desarrollar su trabajo en Europa.

En la ceremonia, la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, envió un mensaje donde recalcó que Europa requiere la ayuda de la ciencia para afrontar “grandes retos, desde el cambio climático hasta el dominio de la era digital o la lucha contra las pandemias”.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo (PE), Cristian-Silviu Busoi (PPE), señaló que la financiación en investigación “marca una gran diferencia” y recordó que la Unión Europea (UE) está muy por detrás de China en este ámbito, “que invierte masivamente en ciencia en comparación con la Unión”.

De los 10.000 investigadores financiados hasta la fecha, dos tercios tienen menos de 40 años y, entre sus filas, destacan siete premios Nobel, cuatro medallas Fields y nueve premios Wolf.

En los últimos catorce años, la financiación del CEI generó más de 2.200 patentes y otras solicitudes de derechos de propiedad intelectual y unas 300 nuevas empresas.