EFEMadrid

Más inversión pública y privada, con una inversión y financiación estables; cambios en la carrera investigadora para retener el talento español y fomentar la transferencia del conocimiento a la economía para generar riqueza y empleo son los pilares de la I+D+i que propone el Gobierno.

Pilares sobre los que se sustentan los cambios del sistema de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), desgranados hoy en el Congreso por el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, quien ha reconocido el pesimismo que se desprende siempre que se habla sobre el futuro de la ciencia en España, pero también el progreso del país en este ámbito durante las últimas décadas.

Duque ha comparecido en la Comisión de Ciencia, Innovación y Universidades del Congreso para informar del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía española y sobre las prioridades de su departamento en relación con los fondos europeos (Next Generation), su distribución y la participación de las comunidades autónomas en su gestión.

Ha informado además sobre el Pacto por la Ciencia que ha impulsado su departamento, al que se han adherido ya 72 asociaciones científicas, universitarias, empresariales y sindicales y que plantea aumentar el gasto en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) hasta alcanzar la media europea en tres años y llegar al 3 por ciento del PIB en 2030.

Y en ese sentido, la Comisión ha aprobado por unanimidad crear una subcomisión sobre el desarrollo del Pacto por la Ciencia para analizar la financiación pública a medio y largo plazo o la promoción y retención del talento y para estudiar la modificación de la Ley de Ciencia (de 2011), después de que la crisis de la covid-19 haya puesto de relieve la importancia de la ciencia en la búsqueda de soluciones en muchos ámbitos y evidenciado las insuficiencias y carencias del sistema español.

LA INVERSIÓN PRIVADA, MUY LEJOS DE LOS LÍDERES

Duque ha observado que la inversión española en I+D en la actualidad es solo la mitad de la media europea y que mientras los principales países europeos aumentaban su presupuesto España lo recortaba, pero ha observado que el presupuesto de ciencia para este año supone un incremento del 60 por ciento respecto al de 2020 y ha abogado por un incremento sostenido y una financiación estable.

El ministro ha incidido en la importancia de la inversión privada en I+D y ha contrastado las cifras de España, donde ronda el 57 por ciento del total, con las de los países líderes en esa materia, como Alemania o Estados Unidos, donde la aportación privada representa el 67 y el 71 por ciento, respectivamente.

Además de mejorar la inversión y la financiación, el ministro ha incidido en la importancia de retener y de atraer el talento, y propone para ello reformas en la Ley de Ciencia para mejorar la carrera científica y combatir la precariedad en el sector.

Y ha adelantado que el modelo incluye una nueva figura para entrar en la carrera científica (llamada "tenure track" o "pista de titularidad") que hará posible una trayectoria previsible hasta la contratación permanente en el sistema público para quienes superen unos niveles de dedicación y excelencia.

Duque ha destacado también la necesidad de incrementar los recursos para la incorporación y la formación de personal de I+D en las empresas; "la movilidad entre la academia y el tejido productivo es uno de los ámbitos en los que España tiene un amplio margen de mejora", ha aseverado.

NO A LOS "PACTOS FOTO"

El ministro ha recordado que los programas electorales de los principales partidos incluían propuestas para aumentar la inversión en I+D+i y que varias comunidades han alcanzado ya compromisos para aumentar el presupuesto, mejorar la agilidad administrativa del sistema de ciencia y tecnología, dar una mayor estabilidad a los investigadores y fomentar la trasferencia del conocimiento, por lo que ha confiando en que todos los partidos y gobiernos autonómicos se sumen a los objetivos plasmados en el Pacto por la Ciencia.

Todos los portavoces han tendido la mano a los acuerdos, pero han rechazado los "pactos foto" y han apostado por cambios "profundos" y sistémicos y por reformas legislativas, y han reclamado al Gobierno más rigor y transparencia en la gestión de los fondos europeos, además de una mayor participación de las comunidades en la selección de los proyectos que se van a beneficiar de ellos.

Pedro Navarro (PP) ha hablado de "oportunidad histórica" para alcanzar un Pacto de Estado por la Ciencia y ofrecido el respaldo de su grupo, y Marta Martín (Ciudadanos) ha echado de menos la firma del Ministerio de Hacienda entre las adhesiones al Pacto que ha presentado el ministro.

Josune Gorospe (PNV) ha constatado su "preocupación" por la selección de los proyectos que se beneficiarán de los fondos europeos, y Joan Margall (ERC) y Javier Sánchez (Unidas Podemos) han puesto el acento en la precariedad laboral del sector y en la necesidad de aportar una mayor estabilidad en la carrera investigadora y de reducir las brechas de género que todavía existen.

La diputada Mireia Borrás (Vox), quien ha recordado las presuntas irregularidades por malversación de fondos que se denunciaron en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), ha expresado su desconfianza en el Gobierno para gestionar los fondos europeos.