EFESalamanca

El investigador Juan Carlos Izpisua ha asegurado este miércoles en Salamanca que la mayor longevidad de las personas observada en los últimos 25 años, que ha calificado como la segunda gran revolución, hará replantearse "como es la vida humana, cuánto dura la educación, el tiempo de trabajo".

En declaraciones a los medios de comunicación, antes de inaugurar en la Universidad de Salamanca el foro Age Open Science, Izpisua ha afirmado que "no se trata de vivir más tiempo, sino de vivir con más calidad de vida".

El foro Age Open Science es un encuentro, organizado por el Centro Internacional sobre el Envejecimiento (Cenie), dentro del Programa para una Sociedad Longeva, que impulsa la Fundación General de la Universidad de Salamanca, y que coordina el propio Juan Carlos Izpisua.

El investigador también ha resaltado la importancia que tiene la investigación en cuanto a la longevidad, que comenzó a estudiarse cuando "en los últimos años vivió un cambio extraordinario".

"Tres hechos como las vacunas, los antibióticos y la higiene han hecho que nuestra esperanza de vida aumente alrededor de entre 20 y 25 años. Especialmente, en los últimos 25 años, y gracias a los esfuerzos de la comunidad biomédica y a la calidad de vida, empezamos a ver otra segunda revolución en la esperanza de vida", ha agregado.

En su opinión, que la sociedad tenga más esperanza de vida "es el factor más importante desde el punto de vista social y económico para la humanidad", lo que puede hacer que los ciudadanos se replanteen "la vida, cuánto dura la educación, cuánto dura el tiempo de trabajo", lo que hará que la jubilación "pueda ser muy distinta".

El investigador también ha explicado que "no se trata de vivir más tiempo, sino de vivir con más calidad de vida", para lo que en Salamanca expertos en la materia analizarán "esa revolución que se descubre y qué se puede aplicar para mejorar la calidad de la vida humana".

Este foro Age Open Science apuesta, según los organizadores, "por conectar ciencia y sociedad" para lo que se realizarán en distintos puntos de Salamanca "encuentros entre científicos, ciudadanos y comunidad universitaria".

En la inauguración, la secretaria general de Investigación del Ministerio de Ciencia e Innovación, Raquel Yotti, ha destacado, ante los medios de comunicación, la nueva Ley de la Ciencia, en la que se incluye, "por primera vez", un "compromiso para incrementar de forma mantenida la inversión en ciencia con un horizonte hasta 2030 y con un objetivo ambicioso".

"En el área de salud tenemos un foco especial, un Plan Estratégico de Transformación Económica, un PERTE, centrado específicamente en la biotecnología aplicado a la salud, con una orientación centrada en las nuevas terapias, que son terapias vivas, biológicas, y que suponen un nuevo horizonte, una nueva oportunidad que España quiere aprovechar para mejorar la salud de toda la población, su bienestar y también para crear riqueza", ha agregado.