EFEMadrid

La antena española HGAS del rover Perseverance, que permite la comunicación directa Marte-Tierra para el envío de datos e imágenes y la recepción de comandos, está funcionando correctamente y a pleno rendimiento en el planeta rojo, asegura el Ministerio de Ciencia e Innovación.

El pasado 20 de febrero, dos días después de que Perseverance aterrizara en Marte y de que la antena española HGAS fuese desplegada en Sol-1 (según la terminología de los días marcianos), se confirmó que esta responde correctamente a las especificaciones y que se encuentra en pleno funcionamiento.

Su operación permitió establecer, el mismo día del aterrizaje, la comunicación inicial con las estaciones en la Tierra y el envío de los primeros datos, según una nota ministerial.

España contribuye con varios elementos en el rover Perseverance de la Misión Mars2020 de la NASA, el tercer proyecto consecutivo de la agencia espacial estadounidense en Marte que cuenta con participación española.

Entre los componentes españoles destaca la antena HGAS (High-Gain Antenna System), financiada completamente por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

La HGAS es una antena de tipo array diseñada y fabricada completamente en España que ya fue proporcionada por el CDTI a la misión de la NASA Mars Science Laboratory (MSL) y fue instalada en el rover Curiosity.

La antena lleva funcionando de forma satisfactoria desde el aterrizaje del Curiossity en 2012 en la superficie marciana.

"Gracias a su nivel de excelencia tecnológica, la NASA solicitó al CDTI que España contribuyese de nuevo con una antena exactamente igual para el rover Perseverance, para reaprovechar el diseño y fabricarla de forma rápida con un nivel bajo de riesgo y un presupuesto reducido", recuerda el Ministerio.

El contratista principal ha sido, tanto para la antena del Curiosity como para la del Perseverance, Airbus Defence and Space-España, que hizo el diseño del sistema y de la antena array.

La empresa SENER-Aeroespacial se encargó de la estructura y los mecanismos para apuntar la antena.

La HGAS permite la comunicación directa Marte-Tierra para el envío de datos e imágenes, así como para la recepción de comandos y actualizaciones del software para el rover.

Está asimismo diseñada para permitir comunicarse con las naves ubicadas en órbita marciana, a través de las cuales es posible enviar una mayor cantidad de datos.

El CDTI ya cuenta con dos antenas (una de ellas desde hace más de ocho años) operando simultáneamente en la superficie de Marte y tres estaciones meteorológicas (REMS, TWINS y MEDA), financiadas conjuntamente con el Ministerio de Ciencia e Innovación.