EFEMadrid

Sociedades científicas, médicas, académicas y organizaciones empresariales han alertado hoy de que sin inversión en ciencia, tecnología e innovación, España carece de las herramientas sanitarias y económicas que necesita para afrontar la crisis sanitaria y económica causada por la pandemia.

Medio centenar de organizaciones han lanzado hoy un documento en el que reclaman una estrategia a largo plazo por la ciencia y la innovación en España, en el que inciden en la importancia de una mayor financiación, pero también en eliminar las barreras administrativas, jurídicas y burocráticas que "lastran" el desarrollo de proyectos de I+D+i y la capacidad de captar o recuperar el talento internacional.

El documento ha sido promovido por la Asociación Española de Bioempresas (AseBio), la Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer (Aseica) y la Alianza de Centros "Severo Ochoa" y Unidades de Excelencia "María de Maeztu" (SOMM Excellence Alliance) que agrupa a 53 centros de investigación en los que trabajan más de 8.000 científicos.

Y al mismo se han adherido decenas de sociedades científicas, médicas y organizaciones empresariales, entre ellas la Asociación Española Contra el Cáncer, la Asociación Española de Economía Digital, la Sociedad Española de Genética, la de Inmunología, la de Oncología Médica o la Asociación de Investigadores y Científicos Españoles en el Exterior.

En el texto, que han difundido hoy, corroboran que la necesidad de invertir en ciencia e innovación ha calado en la sociedad y se ha acrecentado aún más durante la actual crisis sanitaria y económica; "pese a ello, hemos sido incapaces de aportar de forma decidida por una política estable de I+D+i en nuestro país", señalan.

"Ha llegado el momento de actuar"

Recuerda el documento que España invierte en el sector de la I+D+i sólo el 1,24 por ciento del PIB, una cifra muy alejada de la media de la UE (del 2,12) y de los países europeos que lideran el gasto en ciencia e innovación, como Suecia, Alemania o Austria, en los que ese gasto supera el 3 por ciento.

Hoy, y a pesar de las medidas incluidas en el Plan de Choque anunciado por el Gobierno, los presupuestos de los proyectos científicos gestionados por la Agencia Estatal de Investigación están todavía en niveles de 2007, mantienen en el manifiesto.

"Ha llegado el momento de actuar de forma proactiva para aprovechar el potencial indudable que tiene nuestro país en I+D+i para que, de una vez por todas, pueda alcanzar niveles de liderazgo en la economía global del siglo XXI".

Solo a través de ese cambio, han señalado estas asociaciones académicas y empresariales, España podrá afrontar los retos pendientes, entre los que citan el de mantener el estado de bienestar en una sociedad cada vez más envejecida y la "ineludible" transición hacia una economía verde y sostenible.

"La inversión en I+D+i no es un lujo, sino una de las pocas herramientas que tenemos para mejorar el bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos", han corroborado en el texto, y han apuntado que España tiene varias oportunidades para afrontar este cambio a corto plazo.

Un desfase de 10 años

Entre esas oportunidades, las sociedades medicas y empresariales citan en primer lugar los Presupuestos Generales del Estado y la posibilidad de corregir en estas cuentas "el desfase de más de diez años que existe en el sector".

Y han señalado también las oportunidades que ofrece el Plan de Reconstrucción aprobado por la UE y que reportará a España una financiación de 140.000 millones de euros, "que tendrán que ser invertidos en un alto porcentaje en ciencia, innovación y en cambios dirigidos a conseguir un modelo económico más productivo".

Los promotores del documento han urgido a todos los partidos políticos a comprometerse con un marco estable para impulsar el sector de la I+D+i, y a materializar ese compromiso en un Pacto de Estado que incluya el compromiso de conseguir que el porcentaje del PIB destinado a la ciencia, la tecnología y la innovación se eleve hasta el 2,5 por ciento en el año 2027.

Según las cifras adelantadas ayer por el Gobierno, el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el próximo año prevé que las partidas destinadas a investigación, desarrollo e innovación contarán con una inyección extraordinaria de 5.106 millones, lo que supone un aumento del 80,1 por ciento, y la dotación asignada al Ministerio de Ciencia e Innovación aumenta un 60 por ciento (en 3.232 millones.).

El Gobierno quiere además impulsar ese Pacto por la Ciencia, y para ello el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, se está reuniendo con representantes de sociedades y asociaciones científicas, rectores, empresas y sindicatos para consensuar un texto antes de presentarlo a las comunidades autónomas y de llevarlo al Congreso.