EFEMadrid

Las perdices tienen el contorno de los ojos y el pico rojo, lo que resulta ser un indicativo de su longevidad y la descendencia que dejarán, según un estudio de investigadores españoles publicado por la revista PLOS.

El estudio, firmado por investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) y del Instituto de Investigación de Recursos Cinegéticos (IREC), ambos del CISC, se realizó con perdices rojas en cautivad y concluye que la coloración revela la calidad de cada ave.

Los resultados obtenidos "confirman que los machos con el pico y anillos oculares más rojos en su primer año de vida vivían luego más años y dejaban más descendientes durante toda su vida", según un comunicado de CSIC.

La coloración roja de muchos animales, entre ellos la perdiz roja, está producida por pigmentos llamados carotenoides, que se obtienen con la dieta y tienen funciones antioxidantes, las cuales preservan la salud de los animales.

La teoría más aceptada sugiere que la evolución de estas coloraciones es consecuencia de la selección sexual: los animales más coloreados son escogidos preferentemente por sus parejas porque indica que son ejemplares de mayor calidad.

El investigador del MNCN y director del proyecto, Carlos Alonso-Alvarez, explica en la nota que "aparearse y criar con animales con colores intensos supondría un beneficio para la pareja, que obtendría más descendencia".

Ello respondería a que "el animal coloreado transmitiría genes que favorecen la salud de sus descendientes y/o porque, por encontrarse en mejor estado físico, colaborarían más en la crianza".

El estudio se realizó con animales en cautividad, ante la complejidad de hacerlo con ejemplares salvajes, de los que no se conoce la historia completa.

El equipo monitorizó machos de perdiz roja, algunos de la cuales llegaron a vivir hasta siete años, y la conclusión fue que las aves más rojas eran más longevas y dejaban más descendientes.

A algunos machos se les manipuló el nivel y actividad de la testosterona, hormona sexual que también influye en la producción de coloraciones de muchas especies.

La relación entre el color rojo y calidad del animal desapareció con estos tratamientos ya que su éxito reproductor o longevidad cambiaba al soportar niveles experimentales de hormona.