EFEMadrid

La crisis causada por la pandemia ha conducido a un importante reajuste de la relación que los ciudadanos tienen con las herramientas digitales: ha aumentado el uso de las redes sociales, de las aplicaciones de mensajería instantánea y se han disparado las compras por internet.

Y aunque el consumo "en línea" ha aumentado, muchas personas también han comenzado a comprar más en pequeños comercios locales y manifiestan además una intención de seguir haciéndolo para contribuir así a la supervivencia de esos negocios.

Los datos se ponen de relieve en un estudio que han realizado en trece países -entre ellos España- las empresas Facebook y Deloitte para conocer cómo se han adaptado las personas a las tecnologías y herramientas digitales durante la crisis.

Según el estudio, el 55 por ciento de los consumidores españoles han pasado, desde que comenzó la crisis a causa del coronavirus, mucho más tiempo utilizando las aplicaciones de mensajería; el 47 por ciento han dedicado también más tiempo a las redes sociales; y casi la mitad han aumentado sus gastos a través de compras "online".

El 70 por ciento de las personas encuestadas ha empezado también a comprar en pequeños negocios porque les preocupaba su supervivencia, y el 38 por ciento de esos consumidores descubrió esos pequeños comercios o negocios gracias a las redes sociales.

Los comercios recurren a las redes para ofrecer servicios

El estudio que han realizado Facebook y Deloitte muestra cómo las personas se han adaptado a las tecnologías, cómo han variado los hábitos de los consumidores durante la pandemia y el papel esencial que en ese cambio han desempeñado la tecnología y las herramientas digitales.

Esos cambios de hábitos han empujado a muchas empresas a aumentar también el uso de canales digitales para publicar actualizaciones y contenidos atractivos, y han recurrido a vídeos, tutoriales o fotos, para tratar de ser más interesantes para los consumidores.

Según Irene Cano, directora de Facebook Iberia, a medida que las personas utilizan más las herramientas digitales descubren los beneficios que ofrecen para comunicarse e interactuar con las empresas, "lo que tiene un impacto muy positivo especialmente en los pequeños negocios, que pasan por un momento muy complicado".

La responsable de esta empresa ha expresado su apoyo a las pymes, "porque su supervivencia es clave para la recuperación económica del país", y ha anunciado un programa de subvenciones de 1 millón de euros dirigido a más de 366 pequeñas empresas con sede en Madrid, donde la compañía tiene oficina.  EFE