EFEMadrid

El proyecto presupuestario de 2021 que este miércoles ha llegado al Congreso incluye una partida de 11.483 millones de euros para "investigación, desarrollo, innovación y digitalización", de los que 4.752 millones están asociados al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea.

Esto supone un aumento del 80,1 % respecto a 2020, incluyendo la inyección europea; excluidas estas dotaciones de la UE, la política de I+D+i y digitalización civil (sin contar la militar) se sitúa en 2021 en 6.731 millones de euros, un 5,5 % más que el pasado año.

El Ministerio de Ciencia e Innovación es el que fundamentalmente gestiona estos fondos (6.547 millones de euros del total), seguido del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital (3.769 millones), Industria, Comercio y Turismo (792 millones) y Universidades (308 millones).

Estas cifras engloban tanto los capítulos financieros -créditos- como los no financieros -subvenciones-.

Teniendo en cuenta solo los gastos no financieros -de los que fundamentalmente depende la investigación de los centros públicos-, el Ministerio de Ciencia verá incrementado su presupuesto en un 5,1 % y sumando los fondos europeos este aumento es de casi el 60 %.

Así, el Ministerio que dirige Pedro Duque recibirá en 2021, según el borrador de presupuestos, un total de 3.232 millones de euros (1.100 millones del mecanismo de recuperación y resiliencia europeo).

Fondos europeos también para los opis

Entre los organismos públicos de investigación que mayor financiación recibirán está el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), al que se le asignan 907 millones de euros (148 de fondos europeos).

El presupuesto del Instituto de Salud Carlos III se cifra en 403 millones (115 de fondos europeos); el del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas asciende a 129 millones (16 de fondos UE); y el del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria a 76 millones (17 de fondos UE).

El Instituto Geológico y Minero de España presenta una dotación de 28 millones (4 de la UE) y el Instituto Español de Oceanografía cifra su partida en 99 millones, con un incremento de 38 millones que se debe a la construcción y equipamiento de un nuevo buque.

Según el texto del borrador de presupuestos generales, el Gobierno asume en esta legislatura "un compromiso de Estado con la ciencia y la inversión en I+D+i" y este gira en torno a cuatro pilares.

El primero de ellos es el aumento de la inversión pública en I+D+i civil; el segundo la atracción y retención de talento investigador y retorno del personal investigador o rejuvenecimiento de la plantilla; el tercero el refuerzo de los mecanismos de transferencia del conocimiento; y el cuarto la simplificación y flexibilización de los procedimientos administrativos.

Las actuaciones del Ministerio de Ciencia e Innovación para avanzar en estos pilares se vertebran a través de medidas del Plan de choque para la ciencia 2020-2021 (396 millones se movilizan en 2020 y el resto, de un total de 1.056 millones, al año que viene) y en el despliegue de la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación.

La I+D+i militar recibirá 861 millones (ninguno de la UE), lo que supone un 26,8 % más que en 2020. EFEfuturo