EFEMadrid

La inversión en actividades de investigación y desarrollo (I+D) volvió a crecer en 2019, pero lo hizo por debajo del Producto Interior Bruto (PIB), según los datos que ha adelantado hoy la Fundación Cotec.

El crecimiento de la inversión en I+D por debajo del PIB supone, según esta Fundación, una pérdida de peso del conocimiento en la estructura productiva del país.

Según el modelo de Cotec, España invirtió en I+D en el último ejercicio unos 15.400 millones de euros, un nuevo máximo en la serie histórica, que acumula cinco años en positivo.

A esta evolución en positivo habrían contribuido tanto el sector público (por tercer año consecutivo) como el privado (por quinto año).

Pero la tasa de crecimiento se sitúa en el 3 por ciento, significativamente por debajo del 6,3 por ciento observado un año antes, según esta fundación.

Desaceleración de la inversión

Esta desaceleración en el crecimiento de la inversión, junto  con el estancamiento del PIB nominal (que se mantuvo en el 3,6 por ciento en 2019), apunta, según los cálculos de Cotec, a un estancamiento del peso de la I+D en la estructura productiva en el 1,24 por ciento del PIB, el mismo valor que se registró en 2018.

Las estimaciones de Cotec revelan que España estuvo el pasado año muy lejos del nivel máximo de inversión respecto al PIB, previo a la crisis, que alcanzó el 1,4 por ciento del PIB en 2010, así como del objetivo del 2 por ciento que el Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación establece para 2020, "y que ya no es posible cumplir".