EFEMadrid

Hay muchas formas de hacer una vacuna, casi tantas como de contarlo, y el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC) ha elegido el cómic para explicar esta y otras investigaciones que realiza para ayudar a poner fin a la pandemia.

"Estamos llevando muchísima investigación adelante sobre la covid-19 y creímos que debíamos comunicar una parte de una forma lo más asequible posible para el público", explica a Efe la vicedirectora del CNB-CSIC y responsable del proyecto, Susanna Manrubia.

En formato cartel, seis ilustraciones sirven para contar, en unos pocos pasos, cómo se trabaja con los virus; cómo se puede predecir el comportamiento de la población en una pandemia; cómo se investigan vacunas y se buscan fármacos e, incluso, cómo sobrevivir a un apocalipsis zombi gracias a la epidemiología.

De las investigaciones del CNB sobre el coronavirus, "probablemente la que más ha llegado a la gente es la de las vacunas y queríamos transmitir algo de las tripas de cómo se hacen, para que no se viera como un proceso oscuro".

El trabajo que desarrollan los grupos de Luis Enjuanes y Mariano Esteban en sendas vacunas contra la covid -la primera basada en un coronavirus inofensivo y la segunda en el virus vaccinia- se convierte, por arte del cómic, en una especie de cadena de montaje para explicar, en una decena de mensajes, qué están haciendo.

Un material que está disponible en la página web del CNB y que en los dos primeros días se había descargado más de mil veces.

Esta es la primera vez que el centro traduce sus investigaciones en cómic y les pareció -dice Manrubia- que "unir ilustración con algunos mensajes (científicos) muy bien destilados era una combinación muy buena".

Además fue un proceso "muy interactivo, muy abierto y participativo", con la colaboración de cada uno de los laboratorios, para que el resultado fuera un mensaje simple, pero "sin ser incorrecto o confuso".

Los dibujos han salido del lápiz de Jesús Sánchez, de Laboratoons, quien además es biólogo e hizo sus tesis en el CNB, lo que también ha ayudado, pues "entendía bien los matices", además de ser un "excelente" ilustrador y experto en comunicación visual, destaca Manrubia.

Una combinación dirigida a todo el mundo, pero en especial al público más joven, porque la vicedirectora del CNB ha tenido "la sensación de que durante esta pandemia no siempre han sido bien tratados, han sido un poco señalados y hay muchos que se han portado muy bien y también han perdido, como todos".

Además de en su página web, el CNB ha montado en la entrada de su sede una exposición con estos carteles, que se completa con otros seis de carácter histórico, en los que se habla de otras pandemias, desde la peste a la gripe española, y su percepción en la población a lo largo de la historia.

"La idea era vincular el pasado y el presente, ver qué cosas se repiten", -cuenta Manrubia-, por ejemplo, que la gente ya llevaba mascarillas durante la gripe española de comienzos del XX y "hubo quejas de que estuvieran abiertas las tiendas y no las iglesias". EFE

cr/cg