EFEMadrid

Los Noche Europea de los Investigadores e Investigadoras vuelve este año a recuperar el contacto directo con la sociedad para contarle el día a día de sus laboratorios, después de que la pasada edición fuera casi exclusivamente virtual debido a la pandemia.

Como cada último viernes de septiembre, aunque las actividades se extienden varios días, las mujeres y hombres que hacen ciencia proponen un nutrido programa de actos y formatos, desde escape rooms, a yincanas, experimentos, monólogos o lecturas dramatizadas, dirigidas a todos los públicos.

Esta iniciativa, que se enmarca en las Acciones Marie Sklodowska-Curie de la Comisión Europea, fue seguida el año pasado por 2,3 millones de personas, sobre todo en formato online, según datos del Centro Superior de Investigaciones Científica (CSIC), y en esta ocasión participan veintinueve países.

Las actividades tienen puestos sus ojos especialmente en la juventud, como una manera de fomentar su curiosidad por la ciencia y su interés por emprender carreras investigadoras.

Aunque este año se podrá disfrutar de actividades presenciales, otras muchas se retransmitirán en directo y se grabarán para que el público que no haya podido asistir también pueda disfrutarlas.

En España, una buena parte de las actividades las ha preparado el CSIC con más de un centenar de actividades en Andalucía, Aragón, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Madrid y Comunidad Valenciana, muchas de ellas con los ojos puestos en el Pacto Verde Europeo, el cual prevé acciones concretas para la lucha contra el cambio climático.

Entre las propuestas, no faltará mañana la tradicional yincana del Museo Nacional de Ciencia Naturales de Madrid, tanto presencial como online, en la que los participantes deberán superar una serie de pruebas guiados por un mapa y por los divulgadores y científicos, a lo que se añaden talleres y juegos didácticos nocturnos.

También en Madrid, se podrá formar parte de una campaña oceanográfica manejando robots submarinos, visitar laboratorios o emular a los antiguos escribas egipcios.

Experimentos con la fluorescencia, el magnetismo o la conductividad eléctrica son solo algunas de las 200 propuestas preparadas en Cataluña, donde los más pequeños podrán descubrir también la ciencia que hay detrás de los cuentos.

Los científicos andaluces han preparado cientos de actividades lúdicas y didácticas, como experimentos, espectáculos científicos y representaciones teatrales, e incluso enseñarán a convertir un teléfono móvil en una lupa para ver detalles de seres vivos no observables a simple vista.

El Pacto Verde Europeo es el leitmotiv de MacaroNight, en Canarias, y, entre los actos programados, el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) organiza Charlitas con científic@s, 25 minutos en los que las personas que hacen ciencia hablan de su trabajo.

La Noche Mediterránea de las Investigadoras (MEDNIGHT) en Valencia organiza decenas de talleres en los que uno de los temas estrellas es la lucha contra el coronavirus, pero también se podrá aprender sobre el poder antioxidante de la fruta en la dieta mediterránea y asistir a monólogos de científicos.

En Murcia, se hará un concierto de música experimental a partir de sonidos generados por torres de alta tensión y, entre otras propuestas, se podrá descubrir la química en la cocina.

En Castilla y León, el Centro Nacional de Investigación de La Evolución Humana de Burgos realizará una nueva campaña recogida de dientes de leche del Ratón Pérez, que ayudará a ampliar su colección destinada a investigaciones en el ámbito paleoantropológico y forense.

Para aclarar las dudas y curiosidades sobre el trabajo de un científico, nada mejor que hablar con él. Así, en las islas Baleares el CSIC ha preparado citas rápidas con ellos en una actividad en la que el público rotarán de mesa en mesa.

La exposición "Con los ojos de la ciencia", en Aragón, propone descubrir cómo cambia la perspectiva de las cosas cuando se ven desde la ciencia, para lo que veinticuatro investigadores han analizado seis imágenes y descubierto sus misterios científicos.

En Extremadura, entre decenas de actividades se hará observación y predicción meteorológica y los asistentes también podrán colaborar en construir un microscopio.

Una noche que en toda España estará llena de ideas originales, divertidas y didácticas con un gran objetivo: divulgar, divulgar y divulgar.