EFERaúl Casado Madrid

Los mensajes relacionados con la pandemia mundial, el coronavirus y el confinamiento de millones de personas han crecido de forma exponencial durante las últimas semanas en las redes sociales, hasta convertirse en el espejo de los temores y de las esperanzas de la sociedad.

Y los líderes políticos no son ajenos ni a la crítica feroz ni al aplauso en las redes, y no escapan al escrutinio de la sociedad; no en vano, según los expertos, cualquier crisis es un examen para un líder, y los grandes líderes se forjan precisamente en las situaciones de crisis.

Como líder, hoy, ha emergido el personal sanitario, según ha señalado el profesor universitario Moisés Ruiz, que ha apuntado que las redes sociales reconocen ese papel, así como el que están desempeñando las fuerzas de seguridad del Estado y el Ejército.

¿Las redes condescendientes?

Profesor de Liderazgo en la Universidad Europea de Madrid, Moisés Ruiz ha observado, en declaraciones a EFE, que las redes sociales "no son muy condescendientes" con los líderes políticos, y éstas son especialmente ágiles a la hora de "atizar y ridiculizar" y los dirigentes políticos deben ser conscientes de ese alto grado de exposición y aguantar la crítica.

Las plataformas internacionales Hootsuite y Brandwatch, especializadas en la gestión y el análisis de las redes sociales, han analizado los mensajes que han circulado por las redes durante los últimos días.

Han comprobado cómo las redes reflejan fielmente el aplauso solidario y de agradecimiento que se repite cada día, cómo están sirviendo para compartir noticias u opiniones y cómo todo lo relacionado con la pandemia está muy presente en las conversaciones sociales.

En concreto, estas plataformas han analizado las redes sociales en España entre el 15 y el 20 de marzo y han realizando un seguimiento de los términos: #coronavirus, #yomequedoencasa, #quedateencasa y #frenalacurva.

Millones de menciones relacionadas con el virus

Los datos reflejan que esos cinco días se produjeron más de 4,8 millones de menciones relacionadas con el coronavirus en España, una cifra muy superior a la de las menciones que se hicieron sobre el mismo tema en Alemania o en Francia.

La mayoría de las menciones (el 59 por ciento) las hicieron hombres, según la misma fuente, y los idiomas más utilizados fueron, en este orden, el castellano, el catalán, el inglés, el francés y el portugués.

El pico mayor de publicaciones se produjo el fin de semana en el que el Gobierno decretó el estado de alarma, y alcanzó el punto más alto el mismo día 14, cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, compareció en directo desde Moncloa.

El hashtag más utilizado, con casi 2 millones de publicaciones, fue #coronavirus, seguido de #COVID19, #YoMeQuedoEnCasa, #COVID-19 y #QuedateEnCasa.

El profesor Moisés Ruiz ha insistido, en declaraciones a EFE, en que las crisis son "un examen para cualquier líder" y ha observado que cómo la afronte va a suponer, y así lo van a reflejar las redes, aprobación o reprobación.

Redes más subjetivas

"Pero los exámenes no se califican mientras se realizan", ha observado este experto en Liderazgo, que ha apuntado que las redes sociales son ahora "más parciales y subjetivas" y una de las mayores preocupaciones de todos los líderes es tratar de controlarlas para evitar precisamente su debilitamiento.

Las redes son "la cámara" que muchos líderes políticos usan para mostrarse al mundo, según Moisés Ruiz, y ha citado en ese sentido la relación "de amor y de odio" que por ejemplo Donald Trump tiene con Twitter, donde no deja de exponerse voluntariamente y de recibir al mismo tiempo comentarios "altamente negativos".

No cree tampoco que las redes sean un reflejo fidedigno de cómo están actuando los líderes frente a la pandemia; "están más focalizadas en dar voz emocional a la población que en detallar las actuaciones de esos líderes".

En tiempos de "guerra humanitaria" toda la información se distorsiona en las redes sociales, que a su juicio están más ocupadas con la opinión que con la información.

Bulos malintencionados

En ese sentido, ha destacado la facilidad con la que se cuelan en las redes los bulos malintencionados. "Es un buen momento para los malvados mentirosos porque el filtro es menor; la avidez de información les ayuda a propagar sus bulos".

Moisés Ruiz ha valorado el uso que las grandes empresas están haciendo de las redes durante la crisis, así como la utilización de algunos organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud, cuyos líderes "han respondido fielmente a lo que se exige a un líder en momentos de dramatismo, que no es otra cosa que transmitir con serenidad la mayor dosis de esperanza".

Esa actitud contrasta con la de los líderes de la UE, que a su juicio aparecen ante el mundo "como egoístas y sometidos por una falta de visión impropia de su condición de líder". EFEfuturo