EFEMadrid

La renovación de los cargos principales de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) se ha vuelto a atascar después de que el Tribunal Supremo haya anulado el acuerdo del Consejo de Ministros que incluía los nombres que habían pactado el PSOE y el PP, y se prolonga así una situación de interinidad que dura desde 2019.

Los dos partidos principales habían acordado que la Presidencia del organismo que vela por la adecuada protección de los datos personales en España fuera ocupada, a propuesta de los socialistas, por la catedrática de Derecho del Trabajo en la Universidad de Valencia, Belén Cardona; y que el Adjunto fuera, a propuesta de los populares, el abogado especialista en protección de datos y derecho tecnológico Borja Adsuara.

Iban a estrenar además un nuevo organigrama, con un modelo similar al del Defensor del Pueblo (Presidencia y Adjuntía), tras la entrada en vigor de un nuevo Estatuto de este organismo, que suprimió algunos cargos, entre ellos el de director general de la Agencia -sustituido ahora por un presidente- y que estableció un nuevo procedimiento para elegir los dos cargos principales.

Ese procedimiento se inició con la convocatoria de esas plazas en el BOE -el pasado 18 de noviembre- para que pudieran concurrir candidatos en un proceso abierto, y después un "comité de selección", del que formaron parte responsables de los ministerios de Justicia y de Presidencia, del Tribunal Supremo o de la Abogacía del Estado, examinó las candidaturas y propuso sus nombres al Gobierno para que lo aprobara en el Consejo de Ministros.

El Gobierno, el pasado 22 de febrero, aprobó esa propuesta y remitió al Congreso una terna con seis candidatos (tres para el cargo de presidente y tres para el de adjunto) en la que se incluían los nombres de Belén Cardona y Borja Adsuara.

La Comisión de Justicia debía "examinar" a los candidatos y ratificar definitivamente los cargos, con una mayoría de tres quintos (o mayoría absoluta en segunda votación).

Pero este complejo procedimiento se interrumpió cuando uno de los candidatos a ocupar el cargo de presidente de la AEPD, Leonardo Cervera Navas, presentó un recurso al considerar que el procedimiento estaba viciado, ya que los nombres de las dos personas que ocuparían los dos cargos habían sido ya comunicados por el PP y el PSOE varios meses antes.

Los dos partidos pactaron esos nombres el pasado mes de octubre, en el marco de un acuerdo más amplio que incluía la renovación de todos los órganos constitucionales que estaban pendientes -salvo el Consejo General del Poder Judicial-, el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas, el Defensor del Pueblo y la Agencia Española de Protección de Datos.

Pero el Tribunal Supremo ha anulado las ternas de candidatos propuesta por el Consejo de Ministros para ocupar esos cargos al considerar que el procedimiento está "viciado de raíz" y ante el hecho notorio de que los nombramientos estaban ya decididos antes de convocarse y de iniciarse el proceso de selección.

La actual directora de la Agencia Española de Protección de Datos, Mar España, está en funciones desde julio de 2019, cuando finalizó el periodo de cuatro años para el que fue elegida.