EFEBruselas

La Unión Europea dio este lunes el último paso para aprobar la ley de gobernanza de datos, que fomenta el intercambio de información entre empresas, ciudadanos y el sector público para aprovechar el potencial económico de un sector que prevé gestionar 175 zettabytes (175 billones de gigabytes) en 2025.

La UE quiere fomentar el intercambio de datos en áreas como la agricultura, la sanidad, la movilidad, la energía o las finanzas.

Por eso, se crearán 'intermediarios de datos', nuevas entidades que los almacenarán y los procesarán para ofrecer un servicio de intermediación entre quienes quieran usarlos, ya sea el sector público o el privado.

Estos entes tendrán que demostrar la neutralidad de su servicio de intermediación para garantizar que los datos intercambiados se usarán con los fines previstos y no los venderán a otras empresas para obtener un beneficio económico.

Además, deberán evitar que los datos que se cedan a países extracomunitarios se puedan utilizar para contenidos ilegales o que no se ajusten a las reglas europeas de privacidad.

El nuevo reglamento, que empezará a aplicarse en septiembre del año que viene, también fomenta la reutilización de datos en poder del sector público que están protegidos por derechos de propiedad intelectual, en ámbitos como la agricultura, la sanidad o el medio ambiente.

Además, prevé el intercambio de datos para fines altruistas, como investigaciones médicas.

En este caso, las entidades que quieran obtener este tipo de datos tendrán que apuntarse en un registro nacional de organizaciones altruistas para que los ciudadanos y las empresas que quieran cederlos sepan que se usarán para el bien común.

Esta normativa forma parte de las nuevas leyes que está promoviendo Bruselas para regular la economía digital y fomentar el intercambio de datos, como la futura directiva de inteligencia artificial, la ley para incentivar el internet de las cosas o el Reglamento General de Protección de datos, aprobado en 2016.