EFEMadrid

La Agencia Estatal de Investigación (AEI) ha publicado por primera vez un calendario con las fechas de apertura y resolución de convocatorias para 2019 y 2020, con lo que da respuesta a una demanda de la comunidad científica y tecnológica, que advierte de la necesidad de más acciones para que no quede en "papel mojado".

Los años corresponden a los de vigencia del actual Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020.

Este calendario, según el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, "aportará certidumbre" a la comunidad científica a la hora de planificar su investigación y expresa "la vocación de servicio y el compromiso de la AEI con la transparencia en los procedimientos de gestión y financiación de la ciencia".

En una nota de prensa, el Ministerio explica que la previsión de apertura y resolución de las convocatorias se presenta con detalle mensual para facilitar la labor de los investigadores españoles: fechas, procesos de tramitación, evaluación, alegación, decisión y resultados provisionales y finales.

La intención de la AEI es reducir paulatinamente el desfase entre fecha de inicio del proyecto y resolución de concesión de la ayuda.

Así, en las convocatorias de proyectos de 2018, los proyectos comenzaron en enero de 2019, ocho meses antes de la resolución de concesión (previsiblemente se resolverá en agosto); en las convocatorias de 2019, los proyectos comenzarán en junio de 2020, dos meses antes de la resolución de concesión.

La convocatoria de 2020

Y ya en la convocatoria de 2020 los proyectos comenzarán en septiembre de 2021, inmediatamente después de la resolución de la concesión; esta es la fecha prevista para mantener una estabilidad sucesiva en la fecha de inicio de los proyectos, según el Ministerio.

En cuanto a los presupuestos, en las convocatorias que se publicarán en 2019 están vigentes los mismos presupuestos de 2018 (prorrogados).

Aunque esto indica que los fondos de las convocatorias serán esencialmente los mismos que el año pasado, "la AEI trabaja para conseguir incrementarlos", según las mismas fuentes.

Asimismo, la Agencia está "en proceso de mejora de su eficiencia, lo que redundará a medio plazo en una disminución del tiempo necesario para resolver las convocatorias", afirman desde el Ministerio.

El objetivo es conseguir que las convocatorias que continúen en el próximo Plan Estatal, que con seguridad seguirá contando con convocatorias de proyectos de investigación y de contratos de recursos humanos, mantengan la planificación que se presenta en este calendario.

Opinión de Aseica

La Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer (ASEICA) ha recordado en una nota de prensa que este plan trata de dar respuesta a una de las exigencias planteadas en el 'Manifiesto por la Ciencia' lanzado por esta asociación junto con otras sociedades científicas.

Sin embargo, se trata de un catálogo de "buenas intenciones, como los hubo antes pero cuya ejecución práctica dependerá de factores ajenos a la propia Agencia. Esto no excluirá los problemas que tuvimos hasta ahora a no ser que existan presupuestos estables".

En este sentido, el presidente de ASEICA, Xosé Bustelo, ha señalado que "se agradece que se ponga negro sobre blanco la agenda de convocatorias a lo largo de los próximos años pero mientras no se establezca un plan plurianual de financiación para la agencia, toda esta agenda es papel mojado".

Para Bustelo la aplicación de este plan "dependerá de múltiples factores, como si hay presupuestos o no o si Hacienda aprueba dichas transferencias presupuestarias".

El presidente de la sociedad científica se ha mostrado escéptico porque el documento de la AEI recoge textualmente que no se excluyen pequeños cambios y habla de retrasos por "causa mayor, que supone aceptar la misma situación que sufre la ciencia ahora".

"Esto es de república bananera. Por ejemplo, en EEUU se mantiene siempre un calendario inflexible en las convocatorias que no depende de disponibilidad de presupuestos ni, obviamente, de retrasos por problemas de las propias agencias evaluadoras. Desde la Agencia han de hacer su trabajo y no cargar los desfases de la falta de planificación en los investigadores españoles". EFE