EFEAlcobendas (Madrid)

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, aplaudió hoy martes el empleo "de calidad, estable e igualitario" que genera el sector farmacéutico español y ha subrayado la apuesta por la investigación que ha hecho durante las últimas décadas para conseguir fármacos cada vez más seguros y eficaces.

Batet ha hecho estas reflexiones durante el acto que se ha celebrado en la sede de Lilly España, en la localidad madrileña de Alcobendas, para conmemorar los 35 años de investigación preclínica de esta empresa, filial de la multinacional estadounidense Ely Lilly and Company.

La conmemoración de los 35 años de investigación en esta empresa ha servido para homenajear a los pioneros de la investigación biomédica en esta empresa, pero también para mirar a esta como ejemplo de cómo ha evolucionado el sector de la investigación, el desarrollo y la innovación en España durante las últimas décadas.

Así, la investigación básica y preclínica en Lilly España comenzó en 1983 con seis investigadores y hoy la plantilla ha crecido hasta superar los cien científicos (el 60 por ciento mujeres) que desarrollan su actividad en el Centro de I+D de la compañía, que trabaja en red con los centros de otros ocho países y en colaboración con el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas y varias universidades.

En vísperas de otras elecciones generales, Meritxell Batet ha apuntado que los partidos políticos plantearán en las próximas semanas sus propuestas para reorientar el modelo productivo y ha citado a esta empresa como ejemplo de una apuesta "competitiva, innovadora y arriesgada" y ha valorado también cómo ha integrado a la mujer en el campo de la investigación y la ciencia.

España, clave en la actividad científica de Lilly 

La presidenta de la cámara baja ha subrayado el alto valor añadido que aportan estas empresas y el gran arraigo que tienen además con el país, y ha valorado la decisión que hizo la compañía estadounidense al apostar por España para desarrollar una gran parte de su actividad científica.

El presidente de Lilly España, Portugal y Grecia, Nabil Daoud, ha citado los medicamentos como uno de los grandes avances de la Humanidad, y ha manifestado que gracias a ellos el sida es una enfermedad crónica "pero no mortal", el cáncer "no es sinónimo de muerte" y la esperanza y calidad de vida ha crecido y mejorado progresivamente durante las últimas décadas.

Nabil Daoud ha ligado el nombre de esta empresa a la historia de la Medicina, y ha recordado que de sus laboratorios han salido fármacos determinantes para combatir la diabetes, la polio y numerosas enfermedades mentales, y ha subrayado que España es el único país -además de Estados Unidos- donde el grupo realiza todo el proceso de un fármaco: la fase investigadora desde que es un candidato, la producción y la comercialización.

En el mismo sentido, Juan Velasco, director del Centro de I+D de la empresa, y María José Lallena, directora científica, han subrayado la calidad científica de las últimas décadas y la importancia de la colaboración pública y privada para conseguir que la investigación sea el principal motor del desarrollo y del crecimiento económico.

Talento y dedicación

Todos los intervinientes han destacado el talento y la dedicación de los científicos españoles, que ha permitido realizar contribuciones esenciales en muchos de los medicamentos que se comercializan actualmente, y el compromiso de esta empresa con la investigación y con el empleo de alta cualificación.

La filial española de Ely Lilly emplea a más de 1000 personas (el 51 por ciento mujeres) y exporta a más de 120 países; el pasado año destinó a labores de investigación 52,4 millones de euros, datos que según los responsables de la empresa sitúan su centro de I+D en uno de los centros privados de investigación biomédica más importantes de España.