EFEMadrid

Investigadores de varias universidades madrileñas han conseguido diseñar una metodología y anclar fármacos a las bacterias para que éstas sean capaces de transportarlos hasta los tejidos tumorales para penetrar en ellos y aumentar el efecto de las nanomedicinas.

El trabajo realizado por investigadores de las universidades Complutense y Politécnica ha permitido desarrollar esa nueva metodología química y anclar "nanopartículas" en la superficie de las bacterias para llegar a zonas de difícil acceso en tumores sólidos.

Uno de los principales problemas en el tratamiento del cáncer con quimioterapia es su elevada toxicidad debido a la falta de selectividad de estos fármacos, han destacado hoy las universidades.

Nanopartículas a través de los tejidos

Los resultados confirman que estas bacterias pueden transportar las nanopartículas a través de los tejidos y pueden destruir casi el 80 por ciento de las células tumorales.

Estos hallazgos permiten, según los autores de la investigación, vislumbrar una estrategia "poderosa" en el tratamiento del cáncer al permitir una distribución homogénea de agentes terapéuticos en la neoplasia maligna.

En los últimos años, la utilización de nanopartículas como agentes transportadores de fármacos antitumorales ha emergido como una estrategia muy prometedora para reducir la toxicidad asociada a la quimioterapia.

Pero esas nanopartículas, al ser objetos relativamente grandes en comparación con las moléculas que transportan, no son capaces de penetrar profundamente en los tejidos tumorales ya que su velocidad de difusión es muy lenta.

Este hecho acarrea que el efecto de estas "nanomedicinas" quede limitado en muchas ocasiones únicamente a la periferia del tumor y, por tanto, la eficacia del tratamiento se ve reducida considerablemente.

 En este trabajo se ha comprobado, con una nueva tecnología, cómo las bacterias pueden mejorar significativamente la penetración de nanomedicinas en un tumor sólido utilizando a estos microorganismos como porteadores activos.

Para ello se ha puesto a punto una estrategia química para anclar nanopartículas a la pared celular de bacterias, utilizando "E. coli" como cepa modelo.

Destrucción del 80 % de las células tumorales

Estas bacterias fueron capaces de transportar nanopartículas cargadas con un potente fármaco antitumoral hasta zonas muy profundas en un modelo de tumor sólido tridimensional de fibrosarcoma humano, causando la destrucción de alrededor del 80 por ciento de las células tumorales en esa zona.

El proyecto se enmarca en una colaboración entre los grupos de investigación de la profesora María Vallet de la Universidad Complutense de Madrid y del doctor Alejandro Baeza, de la Universidad Politécnica, y en los ensayos biológicos ha participado la Fundación Jiménez Diaz. EFEfuturo