EFEValencia

Los Premios Rey Jaime I de investigación han alertado este martes sobre la salud de los océanos y la crisis climática, y han galardonado, en su 31 edición, estudios sobre el envejecimiento y la medicina regenerativa, las futuras generaciones de drones, la teledección de los cambios planetarios, entre otros asuntos.

Los jurados de los premios, formados por 19 premios Nobel, han hecho público el fallo durante un acto celebrado en el Palau de la Generalitat y presidido por el jefe del Ejecutivo valenciano en funciones, Ximo Puig.

Los galardonados este año son Xavier Tolsa (Investigación Básica), José García Montalbo (Economía), Pura Muñoz-Cánovas (Investigación Médica), Ánibal Ollero Baturone (Nuevas Tecnologías), José Antonio Sobrino Rodríguez (Protección del Medio Ambiente) y Carlota Pi Amorós (Emprendedor).

Antes de la deliberación de los premiados y de emitir el fallo, los jurados han apoyado por unanimidad una declaración para alertar de la "preocupante salud de los océanos", sobre los que se ejerce una "creciente presión mediambiental", y han reclamado a los agentes públicos y privados que adopten "de forma inmediata" medidas "eficaces" para contrarrestar este deterioro y preservar el patrimonio natural.

Durante el acto en el que se han hecho público los nombres de los premiados, Ximo Puig ha defendido que los responsables públicos deben ser "los primeros promotores" de la lucha contra el cambio climático, además de asegurar que el Estado debe actuar como "agente previsor", una vez que la ciencia ha dicho "lo que tenía que decir".

Puig ha asegurado que es tanta la urgencia que desde el Parlamento valenciano se impulsará una declaración de emergencia climática, como también lo hará Baleares según el compromiso adquirido por su presidenta, Francina Armengol, hace dos semanas en un encuentro entre ambos presidentes.

Loas a la filantropía

Por su parte, el vicepresidente de la Fundación Rey Jaime I, Vicente Boluda, ha cuestionado a los responsables públicos que "rechazan, critican y ponen en duda" la donación de equipamientos valorados en cientos de millones de euros por parte de Amancio Ortega, que ha considerado "un ejemplo a seguir".

Boluda ha manifestado que la historia de la humanidad está plagada de ejemplos en los que los avances, los desarrollos y los logros se han debido a "la generosidad de grandes e ilustres personajes" que se dieron cuenta de que hacer "más grande, mejor y más justa" la sociedad beneficia al conjunto de ciudadanos y anima a otros a actuar.

El premiado José Antonio Sobrino ha asegurado a EFE que espera que el galardón sirva para impulsar la teledetección, pues los datos de los satélites pueden "aportar mucho", por ejemplo a los estudios sobre el cambio climático y al seguimiento del globo terráqueo.

Sobrino se ha mostrado "muy agradecido" por el "reconocimiento a más de treinta años de trabajo" en el campo de la teledetección, y ha defendido que hay que llevar más "a la calle" y visibilizar la "potencialidad" de esta disciplina.

Desempleo e inserción

El premio de Economía, José García Montalvo, ha indicado a EFE que el galardón, uno de los premios "más importantes de Economía que se da en España, o el más importante", es un reconocimiento a tres décadas de investigaciones, que se han centrado en cuestiones como del desempleo juvenil y la inserción laboral de los jóvenes.

Este doctor por la Universidad de Harvard y licenciado en la Universitat de València ha explicado que ha trabajado en distintos campos de investigación, pero en el ámbito internacional lo ha hecho sobre todo en cuestiones relacionadas con los efectos de la diversidad cultural y étnica sobre el desarrollo económico, y con las guerras civiles y los conflictos en general.