EFEMadrid

"Ya es una realidad". Hoy nace el Centro Internacional de Neurociencias (CINC), "un centro de investigación dedicado al estudio del cerebro que aspira a convertirse en un referente mundial" y con el que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) espera escribir "una larga historia de éxito", ha dicho la presidenta del CSIC, Rosa Menéndez.

Con estas palabras, Menéndez daba la bienvenida oficial al Centro Internacional de Neurociencias, una de las grandes apuestas del organismo público de investigación para impulsar y reforzar la neurociencia en España y mantenerla como referente internacional.

La presentación del nuevo centro ha tenido lugar en la sede del CSIC en un acto institucional en el también han participado el director del CNIC, el investigador y neurocientífico, Juan Lerma, y el rector de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid), José Vicente Saz.

El nuevo centro de investigación acogerá a grupos de excelencia nacionales e internacionales que llevarán a cabo proyectos de investigación de alto impacto en el ámbito de las neurociencias, y colaborarán con hospitales y otros grupos del campus, así como en programas de posgrado y doctorado en la Universidad de Alcalá de Henares.

"Hoy presentamos un proyecto que se ha hecho con mucho esfuerzo e ilusión y que nace con el firme propósito de crear un espacio de investigación distinto, abierto a ideas, a proyectos ya grupos de investigación de España y de fuera" y que estará dedicado al estudio del cerebro, que es uno de los mayores desafíos de la ciencia, ha dicho Menéndez.

"La clave de todo está en el conocimiento. Cuando uno quiere curar un órgano, tiene que conocerlo", y para eso hay que "estimular y potenciar" el estudio del cerebro, ha dicho Lerma.

Cada año, las enfermedades del cerebro como la ansiedad, la depresión, o las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson afectan a cientos de millones de personas en todo el mundo y cuestan miles de millones de euros al año, eso por no hablar del elevado coste personal que estas patologías tienen para los afectados y sus familias, ha dicho Lerma.

El nuevo centro articulará la investigación en cinco ejes: el desarrollo y la maduración cerebral, la fisiología y la plasticidad del cerebro, los procesos de envejecimiento, la neurociencia computacional y de sistemas, y la farmacología, ha apuntado el neurocientífico.

Para todo ello, el centro contará con unas instalaciones un "entorno privilegiado", el campus de la Universidad de Alcalá de Henares, junto a la Politécnica y las facultades de Medicina, Farmacia, y al lado del Hospital Príncipe de Asturias, uno de los centros de colaboración para los estudios clínicos que necesite el CINC, ha destacado Saz.

El CINC, que dispone de una financiación inicial de 50 millones de euros, ya ha abierto el plazo de solicitudes de los grupos que quieran sumarse al proyecto, algo que servirá para volver a captar talento español y para dar la bienvenida a investigadores de otros países, según Lerma.

Y aunque el presupuesto anual asignado por el CSIC será de unos 3,5 millones de euros, Lerma espera que los investigadores del centro consigan captar mucha más financiación a través de concursos nacionales e internacionales: "En eso pivota el proyecto, y de eso dependerá que el CINC tenga o no tenga éxito, de su capacidad para captar fondos", ha explicado a EFE.

"También esperamos que las fundaciones españolas se involucren con dinero, ideas, dando soporte, etc. Hay muchas maneras de colaborar y formar parte de esto y de hacer entre todos algo grande y necesario para la neurociencia", ha subrayado Lerma.