EFEMadrid

Es probable que si Albert Einstein hubiera nacido mujer, hoy apenas nos sonaría su apellido porque los méritos de sus estudios se los habría llevado un hombre, un fenómeno tan común en la historia que hasta tiene nombre propio: es el 'Efecto Matilda', que designa las injusticias cometidas sistemáticamente con las científicas.

Nettie Stevens (descubridora de los cromosomas sexuales), Rosalind Frankin (descubridora de la estructura de doble hélice del ADN) o Lise Meitner (investigadora en radiactividad y física nuclear), son solo algunas de las muchas investigadoras que a lo largo de la historia tuvieron que ver cómo sus descubrimientos eran merecedores de Premios Nobel que siempre recayeron en hombres.

Pero la consecuencia directa de silenciar el trabajo de las mujeres no solo tiene efectos para estas científicas, sino también para las generaciones futuras de niñas que crecen y se educan sin referentes femeninos en los libros de texto o en los libros de historia.

Para acabar con esta injusticia, la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT) ha puesto en marcha la iniciativa #NoMoreMatildas busca aumentar las referencias al trabajo de las científicas en los libros de texto escolares -de Primaria, ESO y Bachillerato-, para despertar la vocación científica en las niñas y contrarrestar los estereotipos que desde pequeñas les hacen creer que son menos inteligentes o válidas para la ciencia que los chicos.

Biografías imaginarias

La iniciativa #NoMoreMatildas, que cuenta con el apoyo de la Oficina del Parlamento Europeo en España y con el respaldo de escritoras, científicas, instituciones y medios de comunicación, arranca con la publicación de tres biografías imaginarias de Einstein, Alexander Fleming y Schrödinger que no están a la venta pero que pueden descargarse en la web www.nomorematildas.com.

Las escritoras y periodistas Ángeles Caso y Carme Chaparro, y la catedrática de Química Inorgánica y presidenta de AMIT-Andalucía, Adela Muñoz Páez, firman los prólogos de los tomos, que cuentan con textos de Nöel Lang e ilustraciones de Rodrigo García Llorca.

#NoMoreMatildas es una idea de Gettingbetter Creative Studio, con la colaboración de Dos Passos Agencia Literaria y Comunicación y producción de Kamestudio, para dar a conocer el Efecto Matilda y recuperar el protagonismo de esas científicas que nunca debieron ser invisibles.

Según distintos estudios de la Universidad de Valencia y de la Complutense de Madrid, los libros de texto de la ESO apenas contienen un 7,6% de referentes femeninos frente a sus homólogos varones y un 12% en las citas de trabajos académicos.

Además, según datos de la Unesco, el porcentaje de mujeres en carreras científicas se reduce al 28,5% aunque lo más preocupante es el descenso de esta proporción.

En España, en los años ochenta, la presencia de mujeres en carreras científicas como la ingeniería informática era del 30%, hoy apenas llegan al 12%, mientras que en matemáticas, las mujeres eran el 60% del alumnado en el año 2000. En 2018, la cifra había bajado al 37%.