EFEMadrid

Ocho centros de investigación españoles han conseguido una línea especial de financiación "exprés" por parte de la Comisión Europea para avanzar y agilizar la investigación relacionada con el coronavirus, ha informado hoy el Ministerio de Ciencia e Innovación.

En total, los centros españoles que han sido seleccionados para agilizar la investigación relacionada con el COVID-19 percibirán 2,4 millones de euros con el objetivo de contribuir al tratamiento eficaz de los pacientes y a la preparación y respuesta de los sistema de salud pública.

España participará así en seis de los 17 proyectos seleccionados por la Comisión Europea para la convocatoria urgente que anunció el pasado 30 de enero, en el marco del programa de investigación e innovación de la UE "Horizonte 2020".

Los ocho centros de investigación seleccionados son: el Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2); la Universidad de Barcelona; el Centro Nacional de Supercomputación; el Instituto de Salud Carlos III; el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra; el Consejo Superior de Investigaciones Científicas; el Instituto de Investigación Biomédica, y el BCN Peptides.

Detectar el virus en 30 minutos

Entre los proyectos se encuentra el "Convat", que será liderado y coordinado en el Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología por la profesora de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Laura Lechuga, para poner en marcha una plataforma tipo ‘point of care’ (punto de cuidado) para el diagnóstico rápido y la monitorización de coronavirus a nivel global .

En este proyecto, en cooperación con Italia y Francia, también participa la Universidad de Barcelona como socio, con el grupo del profesor Jordi Serra.

Su objetivo, ha informado el Ministerio de Ciencia, es ofrecer un nuevo dispositivo basado en nanotecnología biosensora óptica que permitirá detectar el coronavirus en un breve plazo de tiempo -en unos 30 minutos- directamente a partir de la muestra del paciente y sin necesidad de realizar los análisis en laboratorios clínicos.

Este método se podrá usar también para el análisis de diferentes tipos de coronavirus presentes en animales reservorios, de forma que se pueda monitorizar y vigilar una posible evolución de estos virus y prevenir futuros brotes infecciosos en humanos.

Para su puesta en marcha, el Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología recibirá 840.843 euros y la Universidad de Barcelona 400.152 euros.

Investigación multidisciplinar

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) participa en otro de los proyectos seleccionados a través de los centros nacionales de Microbiología (CNM), con los investigadores Inmaculada Casas y Francisco Pozo, y de Epidemiología (CNE), con la investigadora Amparo Larrauri.

Junto al Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, forman parte del proyecto "I-MOVE-COVID-19", coordinado desde Francia, que busca crear una red europea multidisciplinar para investigación, prevención y control del COVID-19.

El ISCIII, que contará con 210.000 euros, participará en la red de atención primaria, con los datos del sistema centinela español; en la red de hospitales, con datos de dos hospitales, y en los estudios clínicos, virológicos y epidemiológicos combinados.

Este centro coordinará las tareas de laboratorio de la red de atención primaria y la red de hospitales y será miembro del Comité Científico Directivo y del Consejo Ejecutivo.

También ha sido seleccionado un proyecto en el que participa el Centro Nacional de Biotecnología-CSIC, con los profesores Luis Enjuanes e Isabel Sola, que recibe el nombre de "Manco" (Monoclonal Antibodies for Novel Coronavirus) y que busca desarrollar anticuerpos monoclonales protectores frente al coronavirus.

Este nuevo proyecto, para el que el centro del CSIC recibirá 125.001 euros, tratará de aprovechar la experiencia de la investigación lograda en otro proyecto anterior (IMI-ZAPI), que desarrollaba anticuerpos protectores frente a otro coronavirus (MERS-CoV), ha informado el Ministerio de Ciencia.

Como algunos de los anticuerpos caracterizados reconocían una región de la proteína "S" conservada en distintos coronavirus, se propone ahora evaluar su eficacia protectora frente al nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

El proyecto permitirá identificar anticuerpos monoclonales para utilizar de forma preventiva o terapéutica en respuesta a la epidemia causada por el SARS-CoV-2.

Supercomputación al servicio de la ciencia

Por su parte, el Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación, participa en el proyecto "EXSCALATE4CoV" (E4C), cuyo objetivo es utilizar la computación de altas prestaciones para potenciar el diseño inteligente de fármacos, y contará con una partida de 232.375 euros.

El Ministerio de Ciencia ha destacado que el diseño avanzado de medicamentos asistido por computadora, combinado con el examen bioquímico y fenotípico, puede reducir considerablemente los tiempos necesarios para la creación de fármacos.

En el proyecto colaboran tres de los centros informáticos más potentes de Europa, CNS, CINECA, y JÜLICH, además de centros especializados en bioinformática, biología molecular y universidades de Italia, Bélgica, Portugal, Alemania, Checoslovaquia y Suecia.

También han sido seleccionados en esta convocatoria "exprés" el Instituto de Recerca Biomédica de Barcelona (para el proyecto "RiPCoN", con 197.500 euros) y BCN Peptides (para el proyecto Solnatide, con 318.750 euros).