EFEBarcelona

El riesgo de muerte por cualquier causa se incrementa un 30% por cada 10 pulsaciones de más a partir de las 70 pulsaciones por minuto, según ha concluido un estudio liderado por investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), que ha analizado datos de más de 10.000 personas.

La investigación, que ha publicado la revista 'European Journal of Preventive Cardiology', es una de las primeras que establece la relación entre el ritmo cardíaco y el riesgo de enfermedad cardiovascular y muerte en población española, y que fija un indicador sencillo de medir sobre el riesgo de presentar enfermedad cardiovascular.

El trabajo, liderado por investigadores del Grupo de Investigación en Epidemiología y Genética Cardiovascular del IMIM-Hospital del Mar, ha identificado el incremento de las pulsaciones como una manera para obtener información sobre el riesgo de desarrollar este tipo de patologías.

En concreto, los investigadores analizaron datos de 10.466 participantes en el estudio REGICOR (Registro Gerundense del Corazón), a los que midieron, a través de electrocardiograma, las pulsaciones tras cinco minutos de reposo y se les hizo seguimiento de forma regular durante más de 10 años para evaluar su estado de salud.

Un total de 1.398 de ellos murieron durante el período de duración del estudio y casi un millar (962) presentaron un problema de salud cardiovascular.

El estudio ha utilizado los datos del programa de analítica de datos para la investigación y la innovación en salud de la Generalitat de Cataluña, con el que han llegado a la conclusión de que existe una relación entre un mayor número de pulsaciones y un incremento del riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y mortalidad.

En concreto, el estudio ha situado en 70 pulsaciones por minuto el umbral a partir del cual crece esta posibilidad y ha demostrado que, por encima de esta cifra, aumenta un 30 % por cada incremento de 10 pulsaciones por minuto.

"La relación entre mayor número de pulsaciones y mayor riesgo de mortalidad ya se había observado en otras poblaciones. Pero este es el primer estudio hecho en nuestra población. Además, observamos que la relación aparece en frecuencias cardíacas por encima de 70 latidos por minuto", ha señalado el investigador principal del estudio, Roberto Elosua (IMIM).

El trabajo de los investigadores ha permitido situar de forma concreta esta cifra y relacionarla con el incremento del riesgo de morir a 10 años, "es decir, en promedio, las personas que tienen 80 latidos por minuto en reposo tienen un 30 % más de riesgo de morir en los próximos 10 años comparado con las personas que tienen 70 latidos por minuto", ha resumido Albert Clará, jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital del Mar.

Según los médicos, los resultados del estudio revelan que un indicador sencillo, como las pulsaciones, puede proporcionar información útil sobre el riesgo de presentar enfermedades cardiovasculares o muerte en los próximos 10 años.

Según Roberto Elosua, "evitar el consumo de sustancias estimulantes, promover la práctica de actividad física o de meditación son actividades que nos pueden ayudar a reducir el número de pulsaciones".

El número de pulsaciones responde a las necesidades del organismo humano en cada momento y está regulado por una parte del sistema nervioso que se denomina 'autónomo', con dos tipos de actividad principales, el 'simpático', que activa e incrementa las pulsaciones, y el 'vago', que las reduce.

En el estudio han participado también investigadores del CIBER de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV), de la Universidad de Vic-Central de Cataluña, de la Universidad Autónoma de Barcelona, ??el IDIAP Jordi Gol, el IDIBGI y del Hospital Germans Trias i Pujol.