EFESeúl

Las autoridades surcoreanas calificaron hoy de éxito parcial el lanzamiento de su primer cohete espacial de fabricación 100 % nacional, tras confirmarse que el satélite simulado que debía ser puesto en órbita no se separó correctamente del módulo.

El Nuri, un cohete de tres fases con una longitud de 47,2 metros y 200 toneladas de peso, fue lanzado desde el Centro Espacial Naro, situado en el condado de Goheung (unos 340 kilómetros al sur de Seúl) el Nuri, a las 17.00 hora local (8.00 GMT).

Aunque el Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea (KARI) confirmó inicialmente que Nuri desplegó en la órbita baja terrestre un satélite simulado de 1,5 toneladas al alcanzar 700 kilómetros de altura, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, explicó después que el dispositivo no se desacopló correctamente de la tercera fase.

"Lamentablemente, no hemos alcanzado el objetivo a la perfección, pero hemos obtenido un logro reseñable en el primer lanzamiento", dijo en una declaración para los medios Moon, que afirmó sentirse "orgulloso" de lo logrado en esta prueba.

Unas 30 empresas surcoreanas han participado en el desarrollo de Nuri, que ha tenido un coste de 1,9 billones de wones (más de 16.155 millones de dólares) y monta un "cluster" de cuatro motores de 75 toneladas en su primera fase, uno de 75 toneladas en la segunda y uno de 7 toneladas en la tercera.

Se trata del primer cohete diseñado y fabricado enteramente en Corea del Sur, que logró lanzar por primera vez con éxito un cohete espacial en 2013, cuando lanzó el Naro-1, cohete de tres fases cuya primera fase era de fabricación rusa.

Sin embargo, los dos primeros lanzamientos de Naro-1 en 2009 y 2010 también culminaron en un éxito solo parcial y en un fracaso, respectivamente.

Un lanzamiento exitoso hoy habría convertido a Corea del Sur en uno de los 10 países capaz de desarrollar y lanzar sus propios vehículos espaciales, y también en uno de los siete capaces de poner en órbita satélites de más de una tonelada junto a Rusia, EE.UU., Francia, Japón, China e India.

Las autoridades planean volver a realizar otro lanzamiento en mayo y al menos otros tres de aquí a 2027 con vistas también a comercializarlo en el futuro para otros países.

A su vez, Corea del Sur espera poder comenzar a lanzar cohetes de combustible sólido - más fáciles de preparar para el lanzamiento - a partir de 2024, lo que le permitiría lanzamientos más frecuentes que le ayuden a mejorar su red de satélites.