EFESevilla

Una exposición inaugurada este martes en Sevilla trasladará al visitante a la Edad de Hielo con un recorrido por la vida de los mamuts, extinguidos hace unos cuatro milenios, a través de un itinerario didáctico que permite reflexionar acerca de la evolución, los ciclos del planeta y el trabajo científico.

La muestra, que se podrá ver en el CaixaForum Sevilla hasta abril de 2022, aporta información histórica y científica sobre este género extinto, permitiendo a los asistentes realizar un viaje a la época de las glaciaciones sin salir de la ciudad.

La pieza central de la exposición es el esqueleto fosilizado real de un mamut siberiano, originario de la región de Tiumén (Rusia), que permitirá a los visitantes conocer cómo vivían estos animales, su relación con los humanos y las posibles causas de su extinción.

Este esqueleto, de 6 metros de largo y 3,5 metros de altura, tiene entre 40.000 y 50.000 años de antigüedad.

Los primeros mamuts aparecieron en África hace 5 millones de años y hace algo más de 3,5 millones de años salieron de este territorio y continuaron su evolución en otras partes del mundo.

El mamut lanudo es la especie mejor conocida de la Edad de Hielo gracias a las evidencias halladas, desde restos óseos fosilizados hasta momias congeladas, que han permitido estudios extraordinarios, considerando su antigüedad, su ADN y su estilo de vida.

Los mamuts lanudos eran de menor tamaño que las especies que les precedieron -mamut meridional y mamut de la estepa- y que los del siguiente linaje, los mamuts colombinos de Norteamérica.

La exposición contiene ejemplares de molares procedentes del Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC y del Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont, que muestran cómo fue evolucionando la dentición de los diferentes géneros del orden de los proboscidios, incluidas varias especies de mamuts.

La muestra reflexiona también acerca de la extinción de los mamuts, que sigue albergando un halo de misterio entre aquellos que piensan que fue la acción humana y aquellos que dicen que un cambio climático propició su desaparición.

Como actividades complementarias habrá un ciclo de conferencias entre febrero y marzo, visitas guiadas para las familias, actividades para escolares.