EFEPamplona

La Clínica Universidad de Navarra (CUN) y el Cima han liderado un estudio que ayuda a predecir la eficacia de las vacunas contra la covid-19 en pacientes hematológicos, el primero publicado hasta ahora que demuestra que su perfil inmune es un factor determinante para la generación de anticuerpos tras las vacunación.

El estudio de los biomarcadores inmunes de estos pacientes a través de la citometría de flujo podría contribuir a predecir y mejorar la eficacia de las dosis que deben recibir, explica la CUN en un comunicado.

Existe evidencia -añade el comunicado- de una menor eficacia de la vacuna en pacientes con tumores hematológicos pero ahora, con la utilización de la citometría de flujo se ha demostrado que la inmunosupresión relacionada con el tumor y su tratamiento puede medirse en la sangre periférica, lo que actúa a modo de biomarcador, independiente de la edad, el tipo de enfermedad o tratamiento previo.

Estos marcadores inmunes amplían el abanico de factores clínico-biológicos para predecir la eficacia de las vacunas y, con ello, poder identificar los tiempos óptimos de vacunación y así tratar de mejorar su efecto protector contra las infecciones por SARS-CoV-2.

A juicio de Bruno Paiva, codirector de la Plataforma de Citometría de Flujo del Cima y coautor del estudio, se ha comprobado que los pacientes hematológicos presentaban una desregulación inmune severa que persistía, incluso, en los que ya no estaban bajo tratamiento.

Esta implica, según precisa, que en estos casos "no es seguro que dispongan de un sistema inmune potente capaz de generar memoria frente al covid-19" y de ahí la importancia de la complementariedad entre las características del paciente y el estudio perfil inmune por citometría de flujo”.

Subraya por ello que “conocer el perfil inmune del paciente hematológico podría ayudar a evitar la administración recurrente de dosis que no generan inmunidad, y a que el suministro de nuevas dosis se haga en un momento en el cual la probabilidad de seroconversión es mayor.”

En este sentido destaca que el estudio ha confirmado que los pacientes con linfoma y con mieloma múltiple corren un riesgo mayor de no generar inmunidad por anticuerpos frente a la covid, por lo que este trabajo facilita herramientas para continuar desarrollando la investigación, las especificaciones sobre las poblaciones inmunes clave o su fenotipo para que poder cuantificarlas.

En el estudio han participado varios hospitales de la Asociación Vasco-Navarra de Hematología y Hemoterapia, ha contado con financiación público-privada y con la colaboración de profesionales de la CUN y el Cima que, una vez vacunados, respondieron a la petición de voluntarios para constituir el grupo control del estudio. EFE

rr/crf