Elena Camacho | EFEMadrid

Acabar con el cáncer, frenar el cambio climático, evitar el hambre y las sequías o diseñar la tecnología necesaria para hacer posible la vida en el espacio son algunoS de los retos a los que miles de investigadores se enfrentan cada día en sus laboratorios.

Para que los ciudadanos conozcan y valoren esta inmensa labor, la Unión Europea puso en marcha en 2005 la Noche Europea de los Investigadores, una iniciativa que este año cumple su décima edición.

Con el tiempo, lo que comenzó como una "Noche" de septiembre, ha devenido en un amplio programa de actividades que se desarrollan el último fin de semana de septiembre. Este año los días 27 y 28.

El año pasado, casi un millón y medio de participantes y 33.544 investigadores de una treintena de países disfrutaron de la Noche y algunos de sus eventos incluso recibieron premios nacionales.

Para esta edición, que se celebrará en más de 370 ciudades europeas, los científicos han preparado miles de actividades gratuitas con las que intentarán acercar su trabajo a los ciudadanos -sobre todo a los más jóvenes- y mostrar de una forma práctica cómo se relacionan el mundo de la ciencia y la vida cotidiana.

Más de sesenta actividades en Madrid

Sólo en la Comunidad de Madrid hay previstas más de 60 actividades repartidas en diferentes localidades y organizadas por instituciones y centros como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), la Universidad Carlos III, el Jardín Botánico, o el Instituto IMdea de alimentación, agua o energía.

En una variada oferta, el público madrileño podrá escoger entre hacer un taller para ser "hombre del tiempo", otro para fabricar chocolate, participar en un juego de escape basado en pruebas de químicas o hacer una gymkana entre las plantas del Botánico.

El Museo Nacional de Ciencias Naturales incluso propone pasar una "noche de búhos" llena de aventuras entre calamares gigantes, meteoritos y fósiles. La actividad, por cierto, dirigida a familias y niños a partir de 6 años, incluye la cena del viernes (tipo picnic) y el desayuno del sábado. Los científicos están en todo.

Pero Madrid no es única. Como cada año, otras autonomías como Andalucía, Aragón y Canarias también han preparado programas cargados de experimentos, talleres, demostraciones, experiencias, rutas, representaciones teatrales, monólogos..., diferentes vías para acercar la ciencia a la sociedad de una manera rigurosa y divertida.

En Canarias han querido dar una vuelta de tuerca a la iniciativa y este año, bajo el nombre de "MacaroNight", los investigadores canarios unirán fuerzas con colegas de la macaronesia, formada por los cinco archipiélagos del Atlántico Norte: Azores, Canarias, Cabo Verde, Madeira e Islas Salvajes.

Actividades en Cataluña, Andalucía...

 En Cataluña -una de las últimas comunidades españolas en unirse a la iniciativa- la 'Nit de la Recerca' está organizada por entidades como el ISGlobal, la Asociación Catalana de Comunicación Científica o las universidades de Lleida, Girona, Barcelona o la Universitat Oberta de Cataluña.

Con ánimo de acabar con los estereotipos y fomentar las vocaciones, los organizadores de la Nit han preparado todo tipo de eventos (lecturas dramatizadas, observaciones astronómicas, cenas y charlas, etc), en multitud de espacios, desde el CosmoCaixa hasta la Sagrada Familia.

En esa comunidad, todo el calendario de actividades se puede consultar en la web www.buscaciencia.cat.

Y en Andalucía coordinados por la Fundación Descubre, sus ocho provincias tienen cientos de eventos programados que se pueden consultar en www.lanochedelosinvestigadores.fundaciondescubre.es.

La Universidad de Sevilla, por ejemplo, recreará la vida de varias científicas históricas: Marie Curie, descubridora del polonio y el radio y la única que ha ganado dos Premios Nobel; Lise Meitner, obligada a trabajar sin remuneración y a entrar al laboratorio por la puerta trasera del edificio, acabó dando la primera explicación teórica de la fisión nuclear o Hedy Lamarr, "la mujer más bella del mundo" cuyos inventos permitieron las comunicaciones inalámbricas que han hecho posibles los teléfonos móviles.

La Universidad de Cádiz, en un plan más relajado, ha organizado una cata maridaje de dos productos representativos de la dieta mediterránea, especialmente en Andalucía: el jamón y el vino. Para no perdérselo.

Y como cada vez son más las iniciativas y personas que quieren participar en esta fiesta divulgativa, algunos ya han empezado a celebrarlo, como los estudiantes del centro Juan XXIII de Cartuja, en Granada, que esta semana han formado una tabla periódica viviente...un belén con elementos químicos. EFE