El plan de futuro de la marca Opel para adaptarse al grupo PSA, que se dará a conocer mañana, busca volver a la rentabilidad "lo antes posible" y abarcará todos los elementos del negocio para adaptarse a una nueva casa matriz que tiene otros "enfoques" pero el mismo objetivo: "ser sostenibles".

Así lo ha explicado el director general de Opel España, Antonio Cobo, en declaraciones a los medios de comunicación, antes de participar en un acto en la rotativa de Heraldo de Aragón para conmemorar los 35 años de historia de la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza).

Este aniversario ha tenido lugar dos días antes de que el consejero delegado de Opel, Michael Lohsecheller, de a conocer oficialmente el jueves el llamado 'Plan de los cien días' concebido tras la compra de la marca alemana por parte del Grupo francés PSA a la multinacional General Motors.

Cobo ha explicado que la planta zaragozana ha hecho un "gran trabajo" del que, a su juicio, "hay que estar orgullosos", alcanzando unos niveles de productividad que han sido "de los mejores" dentro de la compañía.

No obstante, ha precisado que todo este trabajo no ha sido "suficiente" para alcanzar la rentabilidad deseada en una industria "tremendamente competitiva".

 

"El grupo nos está diciendo que no es sostenible" -ha afirmado Cobo- quien ha añadido que el futuro está "en riesgo" si no son rentables y que su objetivo es contribuir con lo posible y con lo imposible a ayudar a ser "rentables".

Opel asegura que hay que trabajar duro para lograr la rentabilidad

En esta situación, con una nueva casa matriz que tiene otras "prioridades" y "enfoques" aunque el mismo objetivo de conseguir la sostenibilidad, Cobo ha indicado que "hay que trabajar duro".

Y ha añadido que aunque el objetivo será conseguir tener una empresa rentable, los caminos para llegar a esa meta "van a ser diferentes" dentro de PSA.

Cobo ha indicado que comprende la inquietud que el nuevo plan puede provocar en los trabajadores, pero ha afirmado que lo realmente "importante" es "asegurar" el empleo y el futuro, "y no poner en riesgo a la planta".

La dirección de la fábrica de Opel en Figueruelas y el Comité de Empresa están negociando el decimocuarto convenio colectivo.

La factoría zaragozana fabrica dos modelos lanzados este año -el Opel Crossland X y el Citroen C3 Aircross- y tiene previsto fabricar la próxima generación del Opel Corsa en 2019, cuando el Mokka se traslade a la planta alemana de Eisenach.