España, donde Skoda ha matriculado 29.460 unidades en 2018 -un 18,5 % más respecto a 2017- se ha convertido el pasado año en el octavo mercado de la marca checa a nivel mundial por volumen de ventas, por encima de Italia (26.400) y Austria (24.900).

Esta clasificación, en la que España ha escalado en 2018 dos posiciones en comparación con el año anterior, está encabezada por China, donde Skoda ha comercializado 341.000 vehículos, Alemania (176.600) y República Checa (93.600), ha detallado el director general de Skoda España, Fidel Jiménez de Parga, durante la presentación del nuevo Skoda Kodiaq RS.

En total, el fabricante ha entregado 1,25 millones de vehículos en todo el mundo en el pasado ejercicio, lo que supone un crecimiento de un 4,4 % en tasa interanual.

El 70 % de sus ventas corresponde a Europa, el 20 % a China y el resto, a otros mercados.

Los modelos más vendidos de la automovilística checa en todos sus mercados en 2018 han sido el Octavia (388.200), el Rapid Spaceback (191.500), el Fabia (190.900), el Superb (138.100), el Kodiaq (149.200) y el Karoq (115.700).

De sus ventas, un 23 % han pertenecido al segmento SUV, por lo que aún queda margen de crecimiento, ha destacado Jiménez de Parga, al mismo tiempo que ha adelantado que la marca tiene previsto en 2019 aumentar su gama y lanzar, a parte del Kodiaq RS, los nuevos modelos Scala (en mayo) y Kamiq (a finales de año) y, más adelante, la versión eléctrica e-Citigo y el Superb híbrido enchufable.

También llegarán a lo largo de 2019 el Fabia Scout y la actualización del Superb, además de la nueva versión GNC del Octavia y las del Scala y del Kamiq.

En 2020 será cuando la marca arrancará con la movilidad "cien por cien eléctrica" con el lanzamiento de los modelos de producción basados en los prototipos Vision E y Vision iV.

El nuevo Kodiaq RS

En su estrategia de lanzamiento de productos para este año, el primero en llegar ha sido el Kodiaq RS, un modelo que monta el propulsor diésel más potente de la marca, el de 240 CV, y cuyas primeras unidades ya están empezando a llegar a España.

Está disponible desde los 50.750 euros o con una oferta de 575 euros al mes con la opción MyRenting en 48 meses y sin entrada, ha explicado la marca.

Skoda espera que las versiones más deportivas del Kodiaq (RS, Sport y Scout) pasen a representar del 12 % de 2018 al 35 % en 2019 de las ventas del modelo, ha detallado Jiménez de Parga.

Este modelo SUV de hasta siete plazas se une a las iniciales RS y es el primero equipado con la nueva función Dynamic Sound Boost, que acentúa el sonido del motor para hacerlo más deportivo.

Su motor 2.0 TDI con tecnología biturbo entrega 176 kW (240 CV) y la potencia se transmite de forma variable a las cuatro ruedas mediante un doble embrague (DSG) de 7 velocidades.

Este propulsor cuenta con un par máximo de 500 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm, acelera de 0 a 100 en 6,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 221 km/h.

La configuración de los amortiguadores se ajusta automáticamente a las condiciones de conducción o al terreno gracias al Control de Chasis Dinámico, que viene de serie junto a la dirección progresiva.

También sale de fábrica con panel de instrumentos virtual personalizable con efecto de fibra de carbono y velocímetro central con imagen deportiva, volante de cuero Sport con levas y asientos deportivos con reposacabezas integrados.

En el exterior, destacan las llantas de aleación Xtreme en antracita de 20 pulgadas de serie.

El Kodiaq RS cuenta con tecnología full-LED en los faros delanteros, iluminación LED en los traseros y frenos ventilados con discos aumentados a 310 mm en el eje trasero.

Está equipado de serie con el sistema Bolero con conexión Bluetooth y tecnología SmartLink+.

Skoda ofrece también sistema de navegación Amundsen con conexión a internet, acceso a los servicios móviles de Skoda Connect y portón trasero eléctrico.