La automovilística Seat desarrollará en Barcelona una nueva plataforma para ensamblar vehículos eléctricos con un precio considerado asequible y que podrá ser utilizada por otras marcas del Grupo Volkswagen, su matriz.

El presidente ejecutivo de Seat, Luca de Meo, ha anunciado este miércoles este proyecto, encargo del consorcio alemán, durante la presentación de los resultados de 2018, en la que también ha adelantado que la marca lanzará seis modelos eléctricos e híbridos enchufables hasta principios de 2021.

Respecto a los resultados económicos, Seat obtuvo el año pasado un beneficio récord después de impuestos de casi 294 millones de euros, un 4,6 % más que en 2017, lo que los convierte en los mejores de su historia.

El encargo del Grupo de desarrollar la plataforma para vehículos eléctricos y la ofensiva de modelos de este tipo se enmarca en la estrategia de Seat de volcarse en los automóviles con cero emisiones.

En concreto, la apuesta de Seat se materializará en la versión eléctrica del Mii y el e-Born, los dos primeros modelos 100 por cien eléctricos de la marca, además de las versiones híbridas enchufables de las nuevas generaciones del León y el Tarraco.

El Cupra León y el Cupra Formentor también dispondrán de estas versiones híbridas enchufables.

Luca de Meo ha asegurado que "Seat tiene ahora un rol más claro en el Grupo Volkswagen y, gracias a los resultados logrados, hemos obtenido la asignación de la nueva plataforma de vehículos eléctricos".

Más de 300 ingenieros altamente cualificados participarán en este proyecto, que hará posible que el Centro Técnico de Seat desarrolle, por primera vez, una plataforma que podrá ser utilizada por todas las marcas del Grupo en todo el mundo".

El Cupra Formentor se fabricará en Martorell

Luca de Meo ha confirmado que el Cupra Formentor se fabricará en la planta de Martorell, en Barcelona. Este modelo se presentó en el pasado salón internacional del automóvil de Ginebra y está previsto que se lance en 2020.

Seat lo considera como el buque insignia de la nueva marca Cupra. En Ginebra, los directivos de Seat abrieron la posibilidad de que este vehículo fuera ensamblado en la planta catalana, extremo que este miércoles se ha confirmado en presencia del consejero delegado del Grupo Volkswagen, Herbert Diess.