EFEMadrid

Alpine, propiedad del Grupo Renault, se centrará en fabricar deportivos 100% eléctricos en los próximos años, en los que tiene previsto lanzar un compacto del Segmento B, un crossover del C y el sustituto del A110 en colaboración con el también fabricante de automóviles Lotus.

A partir de ahora, para ganar en sinergias, Alpine integrará las divisiones Alpine Cars, Renault Sport Cars (RSC) y Renault Sport Racing (RSR), de acuerdo con el plan estratégico que el Grupo Renault ha presentado hoy para los próximos 5 años y que ha denominado Renaulution.

Alpine estará así a la vanguardia de la innovación dentro del Grupo Renault para desarrollar una gama 100% eléctrica que integre las tecnologías punteras de la Fórmula 1, en la que participa el consorcio automovilístico galo.

Sus productos irán destinados a clientes "exigentes y apasionados", según el Grupo Renault, que ha adelantado que para el desarrollo del compacto B empleará la plataforma CMF-B EV de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.

En el caso del nuevo crossover eléctrico del segmento C la plataforma usada será la CMF-EV de la Alianza.

Para el sustituto del Alpine A110, el Grupo Renault ha firmado un protocolo de acuerdo con el Grupo británico Lotus (especialista en deportivos ligeros) por el que ambos fabricantes llevarán a cabo un estudio de viabilidad al respecto.