EFEMadrid

Audi pondrá a la venta a finales de octubre, desde 99.950 euros, la actualización de su modelo RS 4 Avant, que está propulsado por un motor de gasolina V6 biturbo de 450 CV y un par máximo de 600 Nm.

Las primeras unidades del nuevo Audi RS 4 Avant están previstas que lleguen a los concesionarios españoles a finales de diciembre.

Acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos, alcanza una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h (con el paquete dinámico RS ésta aumenta a 280 km/h) y tiene un consumo homologado de 9,2 l/100 km según el ciclo WLTP.

El Audi RS 4 Avant monta tracción quattro y caja Tiptronic

Para que toda la potencia esté bajo control el Audi RS 4 Avant lleva de serie tracción integral permanente quattro, que se combina con la caja automática deportiva Tiptronic de ocho velocidades.

En conducción normal, el sistema de tracción total transmite el 60% de la fuerza al eje trasero, pero en caso de perdida de adherencia envía rápidamente más par al eje contrario para evitar un derrape. Opcionalmente, la marca de los cuatro aros ofrece diferencial deportivo quattro, que garantiza una respuesta más dinámica al acelerar en las curvas.

El  RS 4 Avant es siete milímetros más bajo que el S4 por la suspensión deportiva RS con la que sale de fábrica (en la lista de opcionales está la RS sport plus con dynamic ride control, que hace al coche más ágil).

El Audi RS 4 Avant presenta una imagen más moderna y deportiva

El actual RS 4 Avant llegó al mercado en septiembre de 2017 y ahora ha recibido una serie de mejoras exteriores que afectan a la parrilla Singleframe (es más ancha y plana, no lleva marco, está insertada directamente en el parachoques y presenta un dibujo tridimensional de nido de abeja en negro brillante), a las entradas de aire y a las aletas verticales.

También se han rediseñado los faros led (los matrix led son opcionales) y los pasos de rueda, en comparación con el Audi A4 Avant, son unos 30 milímetros más anchos, tanto en la parte delantera como en la trasera.

Además, se han empleado paquetes de diseño en negro brillo, aluminio mate y fibra de carbono para resaltar las molduras de los faldones laterales, los retrovisores exteriores y los paragolpes delantero y trasero.

Las barras de techo están acabadas en color negro mate y el RS 4 Avant monta un alerón específico y un difusor trasero, así como tubos de escape cromados RS (opcionalmente hay un escape deportivo con salidas decoradas en color negro. Mediante el Audi drive select, el conductor puede elegir entre un sonido más deportivo o más atenuado).

Las llantas de serie forjadas de aluminio son de 20 pulgadas y los frenos RS con discos de acero perforados tienen un tamaño de 375 milímetros en el eje delantero y de 330 milímetros en el eje trasero. Los delanteros se pueden sustituir por unos frenos cerámicos RS de 400 milímetros que resisten mejor la fatiga en conducción rápida.

Rendimiento y funcionalidad desde 1994

En el interior destacan la iluminación ambiental (se puede elegir en 30 colores), la pantalla táctil central de 10,1 pulgadas y el cuadro de relojes digital Audi virtual cockpit (se puede contemplar la temperatura del aceite del motor, los tiempos por vuelta, las aceleraciones y las fuerzas G), las nuevas levas del cambio más grandes y en aluminio y los asientos deportivos.

Para Audi el nuevo RS 4 Avant combina a la perfección el alto rendimiento con la facilidad de uso en el día a día, una fórmula que puso en marcha en 1994 con el pionero Audi RS 2 Avant de 315 CV, al que siguió el primer RS 4 Avant de 1999 de 380 CV, el  RS4 de 2005 de 420 CV (lo hubo con carrocería berlina, Avant y descapotable) y la tercera generación del RS 4 Avant de 2012 de 331 CV.