EFEJavier Millán JaroMadrid

Audi ha vuelto a arriesgar y, en un momento en que el diésel está demonizado por los poderes públicos, ha apostado por el gasóleo para una versión tradicionalmente unida a la gasolina: la S.

S y, sobre todo RS, son las siglas que identifican a las versiones más prestacionales de la gama Audi.

A pocos se les hubiera ocurrido que el fabricante de los cuatro aros, con la que está cayendo injustamente sobre el diésel, lo eligiese para sus modelos S6 y S7 Sportback y desterrase la gasolina.

Pero lo ha hecho y el experimento le ha salido bien, porque además de haber conseguido unos coches rápidos, ha logrado la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico (DGT) gracias a su hibridación suave (mild hybrid), que permite acceder a las zonas restringidas de las ciudades, así como a bonificaciones en el aparcamiento de las zonas reguladas.

Y eso a pesar de que el motor, un V6 turbo de 349 CV, acelera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h, con un consumo mixto homologado de entre 7,9 y 8,1 l/100 km y unas emisiones de 171 gr/km de CO2, según el sistema NEDC.

El Audi S6 Avant TDI no defrauda, enamora

Con estas cifras es fácil comprender que nos encontramos ante un vehículo muy potente (el par motor es de 700 Nm) desde la parte baja del cuenta vueltas, al que es imposible hacerle desfallecer cuando le pedimos agilidad, a pesar de que pesa en vacío 2.095 kilogramos.

En cualquiera de sus modos de conducción (Audi drive select) es raudo, por lo que hay que ir muy atento a la aguja que marca la velocidad para no sobrepasarse.

Y todo ello con un soniquete "artificial" que intenta imitar al de un V8 de gasolina, pero que es agradable al oído.

A pesar de la caballería es un coche noble

De la potencia indicar que los reacios a esas cifras elevadas no deben asustarse si tienen el capricho de adquirir un coche con carrocería familiar y semejante motor.

La entrega no es nada desbocada. La caja automática Tiptronic de 8 velocidades (con levas en el volante) la gestiona a la perfección y además contamos también de serie con la tracción total a las cuatro ruedas con diferencial central autoblocante, la suspensión deportiva regulable y la dirección progresiva.

Con este arsenal tecnológico es fácil mantener todo bajo control y con la mayor de las seguridades.

El Audi S6 Avant es un coche muy amplio

Sus medidas (4,95 metros de largo, 1,88 metros de ancho y 1,48 metros de altura) le convierten casi en una limusina para viajar, con un confort sobresaliente y un maletero de 550 litros muy aprovechable.

El interior es de lo más acogedor y confortable, destacan el cuadro de instrumentos digital personalizable, la pantalla central y una segunda pantalla situada inmediatamente debajo y en la que podemos escribir a mano la dirección a la que queremos que nos lleve el navegador (que puede equipar Google maps para facilitar las búsquedas).

El puesto de conducción es muy cómodo y ergonómico, pues todo queda a mano.

Exteriormente, el S6 Avant es de los que llama la atención, más aún si va pintado, como la unidad probada, en rojo, que contrasta con el acabado en negro de la amplia parrilla frontal y las carcasas de los retrovisores en terminación aluminio.

También es muy atractivo en la zaga, donde hay salidas dobles de escape en ambos lados, lo que refleja a las claras ante el tipo de vehículo al que nos enfrentamos.

La letra S delante y detrás también es una marca de guerra que delata que es una versión vitaminada de Audi, que incluye de serie llantas de 20 pulgadas, faros Led delante y detrás, asientos delanteros deportivos, tapicería de alcántara/cuero, climatizador de cuatro zonas, Audi virtual cockpit, navegación, o servicios de conectividad.

ADAS de última generación para el Audi S6 Avant

Entre los asistentes a la conducción incluye la frenada de emergencia, la ayuda al aparcamiento (monta cámara multifuncional) o el aviso de cambio de cambio de carril involuntario.

En definitiva, el S6 Avant es un coche muy polivalente por su carácter deportivo y por la funcionalidad de su carrocería familiar.

Si además se le combina con un motor diésel -menos gastón que un gasolina e igual de eficiente que éste en la respuesta-, la combinación puede ser la que buscan muchos conductores que ya se han hartado de los SUV y no quieren viajar en un monovolumen.

Un precio elevado -que todavía se puede incrementar más con la larga lista de opcionales- impedirá que lo veamos mucho en nuestras carreteras, pero, cuando lo divisemos, desearemos ponernos al volante.

FICHA TÉCNICA

-----------------------

- Dimensiones (longitud/anchura/altura): 4,95 m/1,88 m/1,48 m

- Motor: V6 diésel

- Cilindrada: 2.967 c.c.

- Potencia: 349 CV

- Par máximo: 700 Nm

- Aceleración de 0 a 100 km/h: 5,1 segundos

- Velocidad máxima: 250 km/h

- Caja de cambios: automática de 8 velocidades

- Tracción: total

- Consumo medio: 7,9 l/100 km

- Capacidad del maletero: 550 litros

- Capacidad del depósito: 73 l

- Precio: 86.190 euros