EFEMadrid

El A3 será una de las grandes novedades de Audi en el Salón internacional del automóvil de Ginebra, que se celebra del 5 al 15 de marzo, razón por la que la marca ha elegido la zona volcánica del archipiélago de la isla Sao Miguel, en Las Azores, para poner a prueba sus últimos detalles.

Para el fabricante germano ese archipiélago es la zona ideal para probar la tracción integral quattro de la cuarta generación del  Audi A3 Sportback.

Lo que quiere comprobar Audi es si el A3 cuenta con alto dinamismo de conducción en recorridos desafiantes como el de la citada isla, en la que se disputa el Rally de las Azores .

La respuesta de la tracción quattro se puede puede modificar en tres niveles: con el control de estabilidad ESC conectado (para que todo esté bajo control), desconectado (para una conducción sin ayudas electrónicas y más "pura) y en modo Sport (el conductor puede provocar deslizamientos controlados, por ejemplo en nieve).

En la que será la primera aparición de la nueva generación del Audi A3 Sportback, los ingenieros también comprobarán en el archipiélago portugués el comportamiento del control selectivo de par (una función del ESC para poder tomar las curvas a mayor velocidad con todo bajo control), el de la dirección progresiva y la suspensión adaptativa (modificable a través del Audi Drive Select con tres modos de conducción: comfort, auto y dynamic).