EFEMadrid

El fabricante británico de automóviles de lujo Bentley ha lanzado una edición limitada a 15 unidades del Continental GT con la que conmemora que una de sus unidades ha superado el récord de velocidad para un vehículo de producción en el ascenso de la montaña de Pikes Peak (Colorado, Estados Unidos).

El piloto Rhys Millen, tres veces campeón de la prueba, tardó en completar el circuito (de 12,42 millas) en 18,4 segundos, lo que supone 8,4 segundos menos que el récord anterior.

La edición especial Pikes Peak monta un motor de gasolina de 12 cilindros con doble turbocompresor y 635 CV, con el que el Continental GT acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 333 km/h.

Bentley Continental GT Pikes Peak emana exclusividad

La nueva edición limitada se distingue por un kit de carrocería de fibra de carbono y por una pintura muy llamativa creada por Mulliner, que contrasta con detalles en negro brillantes en el frontal del vehículo, panel del techo, espejos retrovisores y parte posterior.

Además, una parrilla delantera opcional con inscripción “100” lo diferencia de los Continental GT normales.

En el interior, la tapicería es de Alcántara y piel Beluga con costuras en contraste, como sucede en el volante; mientras que en el salpicadero predominan los detalles en fibra de carbono.

En la zona del pasajero, hay en el salpicadero un grafico de una sección de la montaña de Pikes Peak en la que aparece el tiempo récord obtenido por el Bentley Continental GT.

Otro detalle exclusivo son los bordados Pikes Peak en los reposacabezas de los asientos.