EFELas Rozas (Madrid/Javier Millán Jaro)

El Cupra Formentor es el primer modelo 100% de la nueva marca deportiva española y es toda una declaración de intenciones de cómo se pueden "democratizar" las prestaciones y el diseño aspiracional desde una marca generalista que, perfectamente, podría codearse con las premium alemanas.

Cupra, que pertenece a Seat, acaba de poner a la venta, desde 46.920 euros (sin descuentos), la versión más. potente de su propuesta para el segmento C -de los compactos- con carrocería de Coupé, lo que se conoce en el mercado como un CUV, que no SUV.

El precio lógicamente no está al alcance de muchos, pero lo que nos ofrece costaría casi el doble si mirásemos a las marcas alemanas, ya que el Cupra Formentor equipa un motor de gasolina de dos litros y 310 CV, que va ligado a una caja automática DSG de siete velocidades y tracción total 4Drive.

En el caso de un BMW parecido (el Formentor mide 4,45 metros de largo frente a los 4,76 metros del X4) habría que irse a los 55.000 euros para hacernos con un xDrive30i de 252 CV o los 61.000 euros del 40i de 76.300 euros.

Si nos decántasemos por Mercedes-Benz GLA (4,41 metros de largo), el precio de partida sería de unos 38.000 euros, pero para acercanos a la potencia del Cupra habría que irse a la motorización AMG 35 4Matic, que parte de los casi 64.000 euros.

El Cupra Formentor lleva un equipamiento de serie muy completo

En ambos casos su equipo de serie es más completo que los dos citados. Sale de fábrica con control dinámico de chasis (DCC) con amortiguadores de firmeza variable, sistema de dirección progresiva, volante multifunción de nuevo diseño con levas (en el lado de la izquierda incorpora los modos de conducción y en la derecha el botón de arranque) y numerosas ayudas a la conducción: asistente de viaje, de cambio involuntario de carril, de emergencia, reconocimiento de señales de tráfico, aparcamiento automático, control de crucero adaptativo, detector de fatiga o frenada automática de emergencia con detección de peatones y ciclistas..

También están incluidos el climatizador de tres zonas, la apertura y arranque sin llave, el portón trasero eléctrico y de pedal, el sistema de infoentrenimiento con navegación y pantalla de 12 pulgadas, cuadro de instrumentos digital, llantas de 19 pulgadas, luces Led o asientos tipo Bucket en tela y cuero, por citar algunos.

Todo ello con un diseño exterior novedoso y musculado en el que los toques en color bronce, característicos de la marca Cupra, aparecen los logos del modelo o en las llantas de aleación.

En el interior, además de su diseño deportivo, llama la atención el amplio espacio. Con un conductor de 1,80 metros de alto se puede situar otro de la misma altura y quedarle un palmo de distancia para tocar con las rodillas el respaldo del asiento delantero. El maletero tiene 420 litros (frente a los 485 litros de un Cupra Ateca, que sí es un SUV).

Prestaciones deportivas a la altura de los más renombrados

Si por fuera la declaración de intenciones es clara, dentro del vano motor sucede lo mismo. El Cupra Formentor acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de 250 kilómetros, con un consumo de combustible (WLTP) de 8,2-9 l/100 km en función del equipamiento opcional elegido.

En un día tan lluvioso como hoy hemos tenido la oportunidad de tener una toma de contacto con él de unos 46 kilómetros, en el que las balsas de agua han sido frecuentes y el tráfico en ambos sentidos también.

A pesar de que el asfalto no ofrecía mucho agarre, el Cupra por tracción, por altura -su centro de gravedad es más bajo que un SUV- por chasis -se pueden hacer hasta 15 configuraciones- y por amortiguación tiene una pisada excelente y muy noble para semejante caballería.

Próximas versiones de gasolina y diésel más "normales" y dos híbridas enchufables

Está exento de cabeceos y balanceos en curva, lo que permite pasos muy rápidos por trazados serpenteantes y a la altura de los modelos más prestacionales que se muevan en su potencia.

Los adelantamientos son casi vertiginosos y, aunque haya que abortar la maniobra, es volver a pisar el acelerador y el coche responde con una fuerza inmediata (el par es de 400 Nm).

A los que tengan al Cupra Formentor en mente y no necesiten 310 CV, decirles que están previstas versiones diésel y gasolina de 150 CV, y dos híbridas enchufables: una de 204 CV y otra de 245 CV.