EFEBarcelona

Cupra, la marca deportiva de Seat, ha estrenado sede propia en el complejo industrial de Martorell (Barcelona) y prevé alcanzar una facturación de 1.000 millones de euros en 2021, lo que equivale al 10 % de las ventas de Seat.

La marca ha invertido 5,3 millones de euros en la construcción de su nueva sede, que cuenta con una superficie de 2.400 metros cuadrados y se ubica junto a la sede corporativa de Seat en Martorell, aunque se presenta como una sede "independiente".

La marca automovilística ha elegido su nueva oficina, en la que trabajarán unas 200 personas, para la presentación mundial de la nueva familia Cupra León, tanto en sus versiones de calle como de circuito, que se fabricará en la planta de Seat en Martorell.

El  Cupra León es el modelo más deportivo de Martorell y tendrá versión PHEV

El Cupra León es considerado el más deportivo que saldrá de la línea de producción de Martorell y supone el primer paso de la marca bajo el paraguas de Seat hacia su electrificación, ya que el Cupra León contará por primera vez con una versión híbrida enchufable (PHEV).

Cupra ha presentado este jueves el nuevo vehículo en un acto en el que han participado cargos directivos de Seat y deportistas de élite, entre los que se encontraban el medallista olímpico Saúl Craviotto y el portero del FC Barcelona Marc-André ter Stegen.

La marca también ha desvelado la nueva versión del Cupra e-Racer, un turismo de carreras 100 % eléctrico, y ha confirmado su participación en el campeonato de coches eléctricos Pure ETCR, que contará con pilotos como Mattias Ekström y el español Jordi Gené.

El Cupra Formentor estará en Ginebra

Con el lanzamiento de la nueva familia Cupra León y el estreno de su nueva sede, Cupra ha dado el pistoletazo de salida a una ambiciosa ofensiva internacional de producto para completar su gama, actualmente compuesta por el Cupra Ateca y el León Cupra.

El consejero delegado de Cupra y vicepresidente ejecutivo Comercial de Seat, Wayne Griffiths, ha explicado que el modelo de serie del Cupra Formentor, el segundo gran lanzamiento previsto para este 2020, verá la luz en el Salón del Automóvil de Ginebra (Suiza).

El Cupra León y el Cupra Formentor, que se ensamblarán ambos en la factoría de Seat en Martorell, se lanzarán al mercado durante el último trimestre del año y la segunda parte del año respectivamente, según las previsiones de la marca deportiva de Seat.

Cupra crece a un ritmo mejor de lo esperado

Según ha precisado Griffiths, esta ofensiva llega en un momento en el que Cupra, con 40.000 unidades vendidas desde su fundación, "crece a un ritmo mejor de lo esperado", lo que para el directivo demuestra "el gran potencial" de Cupra en el mercado de deportivos.

Y es que en el ejercicio de 2019 las ventas de Cupra crecieron un 71,8 % con respecto al año anterior con un récord de 24.700 unidades en todo el mundo, de las cuales 14.300 correspondieron al modelo León Cupra y los 10.400 coches restantes al modelo Cupra Ateca.

Alemania se consolidó como el principal mercado de la marca, con 10.000 ventas el año pasado, seguido de Reino Unido, España, Suiza, Francia y Austria, aunque Griffiths ha destacado también México, donde uno de cada tres modelos del León vendidos por Seat son Cupra.

Cupra es la unidad de negocios más rentable de Seat

Actualmente, el 15 % de los modelos Ateca de Seat vendidos en todo el mundo corresponden a la marca Cupra, así como el 10 % de los modelos del León, lo que en palabras de Wayne Griffiths, "posiciona Cupra como clave para elevar el centro de gravedad de Seat".

El presidente en funciones de Seat, Carsten Isensee, ha asegurado que Cupra se ha convertido en "la unidad de negocios más rentable de Seat" y ha subrayado que establecerla como marca independiente en 2018 "no podría haber funcionado mejor".

Bajo este escenario y con el lanzamiento del Cupra León y el Cupra Formentor, la marca deportiva de Seat prevé alcanzar una facturación de 1.000 millones de euros en 2021, tras completar su gama de vehículos y lanzar los nuevos modelos al mercado.