EFELas Rozas (Madrid/Javier Millán Jaro)

Cupra quiere abrirse a más público y aumentar su clientela, para lo que ha apostado por la electrificación sin olvidarse de sus señas de identidad, la deportividad.

Para dar respuesta a aquellos que buscan un vehículo eficiente, la marca deportiva de Seat, ha incorporado la tecnología híbrida enchufable a uno de sus modelos más vendidos y que acaba de estrenar generación, el Cupra León.

Este modelo, que está disponible con carrocería de cinco puertas o familiar Sportstourer, acaba de recibir el nuevo motor 1.4 e-Hybrid de 245 CV y 400 Nm, con el que consigue la etiqueta Cero emisiones de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Combina un propulsor de gasolina de 150 CV con uno eléctrico de 116 CV. A este último le alimenta una batería de 13 kWh de capacidad con la que se pueden recorrer hasta 52 kilómetros con cero emisiones.

La batería se puede recargar en 3 horas y 42 minutos en un cargador de 3,6 kW, o en 5 horas y 48 minutos en un enchufe doméstico de 2,3 kW.

Cupra León 1.4 e-Hybrid, un Cero emisiones con cifras de deportivo

El Cupra León híbrido enchufable de cinco puertas acelera de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos (7 segundos en el Sportstourer) y alcanza una velocidad máxima de 225 km/h (no varía en el familiar), con un consumo combinado de 1,3-1,4 l/100 km/h (1,3-1,5 l/100 km/h en el segundo).

Si la batería está suficientemente cargada, el Cupra León e-Hybrid siempre arranca en modo eléctrico y pasa al híbrido cuando la velocidad se eleva por encima de 130 km/h o si no tenemos suficiente energía para el propulsor eléctrico.

Con un precio de partida de 42.380 euros (sin descuentos), en su equipamiento de serie encontramos faros Full LED, asientos envolventes de tipo bucket, control de Chasis Adaptativo (DCC), cuadro de mandos Digital Cockpit, pantalla de info-entretenimiento de 10 pulgadas y climatizador de tres zonas.

Lo hemos conducido con la carrocería Sportstourer

Este martes lluvioso hemos tenido una toma de contacto con el híbrido enchufable y carrocería Sporstourer en una ruta de unos 60 kilómetros, en la que hemos partido con una autonomía en modo eléctrico de 47 kilómetros y de 490 km con el motor de gasolina.

Casi una hora después, el ordenador nos informa de un consumo combinado de 4,7 l/100 km y una autonomía para poder ir en modo eléctrico de 17 kilómetros, mientras que la de 490 km no ha variado.

Nuestra ruta ha discurrido por municipios de la zona oeste y por sus carreteras secundarias, lo que nos indica que esos 4,7 l/100 km son fácilmente reducibles si nuestro viaje diario al trabajo es por ciudad o por autopista, y en esta última no necesitamos abusar del acelerador para quitarnos camiones u otros vehículos lentos.

Sobre esta materia decir que tampoco es un engorro que, de vez en cuando, algún vehículo retrase nuestro ritmo, porque la recuperación de la velocidad de crucero es casi instantánea cuando los dos motores trabajan a la par y nos ofrecen lo mejor de su hibridación.

Y todo ello como si fueramos en el compacto de 5 puertas (4,39 metros de largo), porque la carrocería Sportstourer de 4,67 metros de largo no se hace notar en ningún momento en pasos de curva rápidos.

El chasis y la amortiguación la mantienen a raya y eviten que la zaga se descoloque e intente adelantar al morro.

Y todo ello con una melodía del motor que encadila en los modos de conducción más deportivos y que nos recuerda en las aceleraciones a las motorizaciones más potentes de gasolina, como la de 310 CV que también hemos probado hoy en el nuevo Cupra Fomentor.

El Cupra León Sporstourer combina lo mejor de varios segmentos

Si nos gusta la eficiencia y la deportividad del León Sportstourer, también nos convence el amplio interior del que disfrutan los pasajeros en un entorno conectado y asegurado por las ayudas a la conducción de última generación que equipa.

Una de las pocas pegas que se le puede poner es que el maletero se reduce a 470 litros por la motorización híbrida enchufable, cuando en el Sportstourer de 245, 300 y 310 CV (con tracción total 4Drive) el espacio para las maletas es de 620 litros.

En definitiva, el Cupra León híbrido enchufable combina lo mejor de varios mundos: la deportividad, la eficiencia y el espacio. Esto le convierte en el candidato ideal de una familia o de alguien amante de los deportes al aire libre que esté concienciado con la movilidad sostenible, que requiera de espacio para transportar equipaje o material deportivo y que busque consumos aquilatados sin renunciar a prestaciones que hagan de su vehículo un coche seguro.