EFEFráncfort (Alemania)

El fabricante automovilístico alemán Daimler ha informado este lunes de que la manipulación de las emisiones en sus vehículos diésel le ha obligado a hacer provisiones "de tres dígitos de millones de euros" que van a afectar a la baja a su previsión de beneficios para 2019.

Daimler, propietario de Mercedes-Benz y de Smart, prevé ahora un beneficio operativo similar al de 2018, frente, cuando su objetivo inicial era que superara entre un 5 y un 15 % el del pasado ejercicio.