EFE I Motor I Madrid

El Grupo automovilístico surcoreano Hyundai (Hyundai y Kia) ha invertido en la empresa de conducción autónoma Aurora -en la que también están presentes Amazon,  Sequoia o Greylock- con el objetivo de acelerar las tecnologías que permitan la implantación de estos vehículos.

  El Grupo Hyundai mantiene una asociación estratégica con Aurora desde 2018, con la que colaboró para el desarrollo de la conducción autónoma en vehículos de pila de combustible como el Hyundai Nexo.

Ahora, con la nueva inversión -cuya cuantía no han facilitado- lo que pretenden las tres empresas (Hyundai, Kia y Aurora) es expandir la investigación sobre el coche autónomo a una amplia gama de modelos y construir una plataforma óptima para los diferentes vehículos del consorcio surcoreano.

El Grupo Hyundai quiere mejorar la conducción autónoma en sus vehículos

Aurora cuenta con el sistema Aurora Driver, que abarca el radar, las cámaras, los sensores y el ordenador que ejecuta los módulos de software, lo que permite entender el entorno y planificar una ruta segura.

Para el Grupo Hyundai, la integración del controlador Aurora en sus vehículos Hyundai y Kia mejorará la capacidad de éstos para monitorear, reaccionar y adaptarse a varios entornos.

El consorcio surcoreano quiere liderar la conducción autónoma. En 2017, un Hyundai Ioniq demostró en Las Vegas (Estados Unido) que es posible, mientras que un año más tarde, en 2018, una flota de vehículos de la marca con Nivel 4 de conducción autónoma (no es necesaria la intervención del conductor) participaron en los Juegos de invierno de PyeongChang (Corea del Sur).

Los planes de movilidad futuros de Hyundai Motor Group incluyen la comercialización de vehículos autónomos de Nivel 4 para 2021 con el lanzamiento piloto de una flota de robo-taxis autónomos en ciudades inteligentes.