El fabricante automovilístico francés PSA Peugeot Citroën ha anunciado este miércoles que en el primer semestre del año anotó un récord en su margen operacional de la división de automóviles y un resultado neto de 1.256 millones de euros, el 3,63 % más que en el mismo período de 2016 (1.212 millones).

El éxito de sus últimos lanzamientos y la estrategia de recorte de gastos se encuentran detrás de esas cifras, indicó en un comunicado el presidente del grupo PSA, Carlos Tavares, que se mostró confiado en la capacidad de la empresa para encarar el futuro.

El constructor elevó al 7,3 % de enero a junio el margen operacional de la división automovilística, que no incluye las actividades bancarias y las del fabricante de componentes Faurecia, lo que le supuso un aumento de 0,5 puntos porcentuales.

PSA se congratuló de un avance conseguido pese al aumento de las materias primas y el impacto negativo de la tasa de cambio, y que se atribuye al alza del 10,7 % en el resultado operativo corriente de esa división, hasta los 1.442 millones de euros.

En el conjunto del grupo, el resultado operativo corriente llegó en el primer semestre a los 2.041 millones, un 11,5 % más que en los seis primeros meses de 2016, y en la filial Faurecia este creció un 19,8 %, hasta los 587 millones.

PSA prevé crecer en UE, China, América Latina y Rusia

La cifra de negocios avanzó también hasta los 29.165 millones, frente a los 27.779 del periodo comparado, lo que representa un crecimiento del 4,98 %.

El grupo estimó que el mercado automovilístico crecerá este año cerca de un 3 % en Europa, y del 5 % en China, América Latina y Rusia.

La empresa recordó además que dentro de su plan estratégico de reestructuración Push to Pass, aspira a un crecimiento del 10 % en la facturación entre 2015 y 2018, y una media del margen operacional corriente superior al 4,5 % en la división automovilística entre 2016 y el próximo año.