EFEZwickau (Alemania)

El presidente del consejo de administración del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, ha asegurado este lunes que sin los vehículos eléctricos no se puede ganar la "batalla" al cambio climático.

Diess ha hecho esta afirmación durante la inauguración oficial de la producción del nuevo eléctrico de la marca Volkswagen, el ID.3 que se ha comenzado a fabricar en la planta alemana de Zwickau.

El consorcio alemán va a invertir en los próximos años 44.000 millones en tecnologías futuras, de los que 30.000 millones serán para electromovilidad.

En el caso de Volkswagen, 11.000 millones de euros serán en tecnologías, de los que 9.000 millones de dedicará a electromovilidad.

El Grupo transformará sus fábricas para producir eléctricos

Con esa partida, el consorcio germano transformará las factorías de Europa, Asia y Estados Unidos para que puedan producir vehículos eléctricos.

El primer paso ya se ha dado en Zwickau, donde se van a invertir 1.200 millones hasta 2021 (ya se han materializado unos 800 millones de euros).

Diess también ha afirmado que el Grupo Volkswagen también continuará con el desarrollo de baterías (las del ID se hacen en la alemana Brunswick), que es uno de los componentes claves en un vehículo eléctrico.

En su opinión, las baterías se pueden producir con costes razonables y en escala, lo que abaratará su precio (en un eléctrico suelen suponer en el entorno del 50-60% de la tarifa del vehículo).

El Grupo Volkswagen no se olvida del hidrógeno

El directivo también ha destacado que, en la próxima década, será competitivo el hidrógeno, primero para los camiones, barcos y aviones y especialmente para reemplazar los combustibles fósiles en los procesos industriales.

Sin embargo, al ser una tecnología cara se necesitará la electromovilidad y liderarla, lo que conllevará que haya suficientes puntos de recarga para los clientes de un eléctrico.

Por eso ha llamado a la industria alemana a reinvertarse, siguiendo el ejemplo de la transformación de la planta de Zwickau encargado de la fabricación del ID.3.

De este nuevo eléctrico Herbert Diess ha destacado que no es el primer vehículo del mundo con esta tecnología eléctrico, pero es el primero de rango amplio, producción de calidad y valor de uso, "todo ello al precio de un Golf diésel".