EFEMadrid

El secretario general de Industria y Pyme, Raúl Blanco, ha afirmado este jueves que el Gobierno tiene que dar a empresas y agentes sociales una señal "urgente y rápida" de que el país apuesta por el sector de la automoción.

Entre las medidas que se deberían tomar a corto plazo, ha subrayado un plan de ayudas a la compra de vehículos que permita reactivar la demanda y la puesta en marcha de incentivos a la innovación para atraer nueva producción y que el país se mantenga, a diez años vista, como segundo fabricante de Europa, sólo por detrás de Alemania.

"Llevamos tiempo dialogando con el sector y tenemos bastante claro las medidas que se deben tomar", ha dicho Blanco durante una mesa redonda virtual organizada por la asociación de fabricantes de componentes Sernatuo, en la que ha abogado por medidas innovadoras de apoyo a la inversión, como la "hiperamortización" de inversiones.

Sernauto destaca la importancia de relanzar la demanda

Por su parte, la presidenta de Sernauto y vicepresidenta de Grupo Antolin, María Elena Antolin, ha subrayado la importancia de relanzar la demanda, porque sin demanda, no se fabricarán coches ni piezas.

Por su parte, el presidente de Gestamp, Francisco Riberas, ha lamentado que la crisis del coronavirus ha pillado al sector "en un momento especialmente malo", con sobrecapacidad de producción que afecta a todos por la caída de las ventas en 2018 y 2019. Para 2020 se estima un descenso adicional del 23 % (20 millones de vehículos).