EFE/Javier Millán JaroLisboa

El C-HR, el crossover compacto que ha impulsado las ventas de Toyota a nivel global, recibe una actualización exterior e interior, en la que lo más importante es que sube de marcha, ya que suma una motorización híbrida más potente que le hará encajar en las preferencias de más clientes.

El C-HR, que se lanzó en 2016 y acumula 400.000 ventas en Europa, solo estaba disponible con la motorización híbrida 1.8 de 122 CV (98 CV los aporta un propulsor de gasolina y 72 uno eléctrico).

Ahora, para los que buscan más dinamismo, se ofrece la motorización híbrida de cuarta generación de 2 litros y 184 CV (de los que 152 CV los da el nuevo propulsor de gasolina 2.0 Dynamic Force).

Este aumento de potencia (del 50% respecto al 1.8) incrementa el consumo un 10%, hasta los 5,3-5,7 l/100 km frente a los 4,7-5,1 l/100 km del motor menos potente, según WLTP.

El motor de 2 litros le siente muy bien al Toyota C-HR

En carreteras portuguesas hemos probado el 2.0 de 184 CV, con el que el Toyota C-HR se muestra mucho más ágil en las salidas desde parado y en las recuperaciones tras un adelantamiento. Se nota también esa mayor caballería al buscar velocidades de crucero alegres.

A ello invita una suspensión que ha sido revisada (los amortiguadores son nuevos) para que el conductor note que el vehículo va asentado en la carretera y carece de rebotes reseñables.

Otra de las novedades destacadas de esta actualización es que en la versión 1.8 la batería de la que se alimenta el motor eléctrico es más grande y de ion-litio (en el 2.0 de níquel-hidruro metálico) , lo que facilita estar más tiempo con el motor de combustión apagado y circular con cero emisiones. Toyota asegura que en zonas urbanas se puede llegar hasta el 80% del tiempo.

Las baterías de ambos están alojadas bajo los asientos y, según el fabricante, no reducen el espacio del maletero: 377 litros en el 1.8 y 358 litros en el 2.0.

En modo eléctrico el Toyota C-HR puede conducirse hasta 120 km/h

En modo eléctrico (EV) la velocidad máxima es de 120 kilómetros hora, mientras que con el motor de combustión sube a 170 km/h en el 1.8 y a 180 km/h en el 2 litros..

Con el motor de 122 CV este crossover nipón (de ,4,39 metros de largo) acelera de 0 a 100 km/h en 11 segundos y en 8,2 segundos con el 2.0.

¿Y todas estas mejoras cómo las percibe el conductor y el pasaje?. En el caso del primero, desde un puesto ergonómico y más elevado que en un turismo, en el que, a su alrededor, hay materiales de mayor calidad percibida.

Los ingenieros se han centrado en mejorar el aislamiento del Toyota CH-R

Lo que notarán todos es que, el empleo de más aislantes, ha reducido el ruido que llega del motor, de la transmisión automática de variador continúo (sin levas en el volante) y de la rodadura de los neumáticos.

Esto permite disfrutar más de la música que podemos guardar en los dispositivos móviles, ya que el nuevo sistema de infoentretenimiento ya es compatible con Android Auto y Apple CarPlay. Además incorpora llamada de emergencia y las actualizaciones de los mapas son online.

A través de la aplicación para el móvil MyT se puede enviar al coche una ruta buscada en casa, localizar dónde se ha aparcado el vehículo, recibir avisos del taller y contar con un asistente de conducción híbrida que analiza nuestro estilo de conducción para aconsejarnos cómo ir más tiempo en modo eléctrico y reducir el gasto de combustible.

El Toyota C-HR democratiza la seguridad

En materia de seguridad el CH-R sale de fábrica con el Toyota Safety Sense, que incluye aviso de colisión y de cambio involuntario de carril, control de crucero adaptativo y de luces de carretera, y reconocimiento de señales de tráfico.

Dependiendo del acabado (Active, Advance, Advance Plus, Advance Luxury y Dynamic) se puede disfrutar de sistema de iluminación adaptativa, sónar de separación inteligente (se conecta con los frenos para las maniobras de aparcamiento), alerta de tráfico trasero con función de frenado, detector de ángulo muerto y sistema avanzado de estacionamiento.

Exteriormente, los cambios afectan al frontal (las luces antiniebla se incorporan a los faros rediseñados y hay un reborde inferior del color de la carrocería),  a la zaga (las luces están unidas por un alerón brillante y los intermitentes son de tipo dinámico) y a los colores de la carrocería: hay tres nuevos.