EFEMadrid

El Volkswagen Tiguan, el SUV compacto del fabricante alemán, ya tiene una versión deportiva R de 320 CV con la que acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y alcanza una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h.

Está propulsado por un motor de gasolina de 2 litros y cuatro cilindros que cuenta con un par máximo de 420 Nm a partir de 2.100 rpm y que mantiene hasta las 5.350 rpm.

De serie, el Tiguan más potente hasta la fecha, está equipado con tracción total 4Motion, gestor vectorial del par "R Performance Torque Vectoring", transmisión automática DSG de 7 velocidades, tren de rodaje adaptativo DCC (con amortiguadores controlados adaptativamente) rebajado en 10 milímetros, faros delanteros IQ Light-Led Matrix, portón trasero eléctrico y paquete de asistentes a la conducción Plus (Travel assist, emergency assist y park assist).

Llantas de 20 pulgadas, parachoques deportivos con diseño R que favorecen la refrigeración del motor, elementos aerodinámicos de color negro brillante o del color de la carrocería, carcasas de los retrovisores en cromo mate o un difusor trasero exclusivo son otros de sus rasgos exteriores diferenciadores.

Interior deportivo y tecnológico

En el interior, el Volkswagen Tiguan R se reconoce por los asientos deportivos con cabezal integrado, el cuadro de instrumentos digital personalizado, inserciones decorativas en gris carbono en el salpicadero y en los paneles de las puertas iluminados, molduras de aluminio en los umbrales de las puertas delanteras y pedales de acero inoxidable.

El equipamiento técnico está formado por un potente sistema de frenos delanteros con pinzas de doble pistón en color azul (con el logo R en la parte delantera) y discos perforados sobredimensionados con centro en aluminio de 357 mm.

También incluye una selección de perfiles de conducción que, en el Tiguan R, han sido mejorados con el adicional "R", especialmente deportivo y que se activa desde un botón R en el nuevo volante multifunción de cuero, con ribeteados azules y regulación térmica, que monta levas de mayor tamaño para gestionar manualmente la caja de cambios automática de doble embrague.

El control de estabilidad ESC se puede desactivar y el sistema de escape es deportivo con cuatro salidas ovaladas (opcionalmente hay un sistema de escape de titanio Akrapovic, que potencia el sonido del motor y reduce el peso del conjunto en 10 kg).

Para acentuar la imagen deportiva del Volkswagen Tiguan R la marca también comercializa llantas de aleación de 21 pulgadas o el paquete de diseño Black Style (los embellecedores de la carrocería, el contorno de las ventanillas, las barras longitudinales del techo y las carcasas de los retrovisores van rematadas en negro).