EFEMadrid

Este año, en el que se ya se acumula una caída de las matriculaciones de turismos y 4x4 del 60% respecto al mismo período de 2019, va a ser más difícil que el anterior, que estuvo marcado por el parón de la actividad por culpa de la pandemia de la covid-19, ha advertido hoy el director general de Kia Motors Iberia, Eduardo Divar.

En la presentación de la actualización del Kia Rio, el modelo más urbanita de la marca surcoreana, Divar ha recordado que en 2020 la pandemia cogió a las marcas con el año empezado y con la estrategia planificada. Hubo un parón de las ventas y luego se recuperaron parcialmente en la segunda parte del año (como ejemplo ha puesto el que en el segmento privado han vendido 3.000 unidades menos que en 2019).

En 2021, la entrada en vigor definitiva del nuevo ciclo de homologación de las emisiones WLTP, la reciente borrasca Filomena y las nuevas restricciones a la movilidad por la pandemia (en Extremadura no se permite abrir a los concesionarios, al contrario que en Cataluña donde se han considerado una actividad esencial) son problemas añadidos.

Por ello considera que el primer semestre va a ser "difícil" para el mercado de turismos y 4x4, mientras que la previsión para el segundo es que se recuperen las matriculaciones por una mejor situación de la economía y por la vacunación de la población.

"Sufriremos un poco en la primera parte del año e intentaremos compensarlo en ventas en la segunda parte del año", ha explicado el director general de Kia Motors Iberia.

"Intentaremos hacer lo máximo posible y seguiremos la estrategia de 2020: apostar por el canal privado, sin olvidarnos de los de flotas y alquiladores".

La "flexibilidad", será la clave ha concluido.